viernes, 21 de marzo de 2008

Primera excepción

He pasado unos días en mi pueblo celebrando la fiesta de Las Fallas, en la Falla de mi barrio, como todos los años. Pero no ha sido como las otras veces. El hueco dejado por Vicent lo ensombrecía todo.

20 comentarios:

Andy dijo...

Que pasó Don Yayo, déjeme lo negativo para mí, usted siempre es más pragmático pero siempre viendo el lado positivo de las cosas!!! es gracias a eso que algunos nos alegra el día :D

Como quiera te mando un saludote y pues ya cambié de blog, pero sigo siendo el mismo (para bien o para mal jajaja)...

Cuidese mucho señor, y pues aunque no entiendo eso de la Falla, pues supongo que ha de ser interesante. Y aunque no pueda estar con su amigo en presencia, usted ya sabe que debe tener a su amigo en corazón, así que disfrute :D

Andy

D dijo...

Somos una rara especie entre los humanos, nosotros los vivos.

Mari dijo...

Un abrazo y un beso, Yayo.

Wanda dijo...

La sombra del recuerdo, tan canalla como siempre. Espero que al menos se acompañara tambien de alguna sonrisa.

Un besote Salva.

Humanoide dijo...

La solución es no pensar. Aturdir el cerebro con información innecesaria.
Si por un minuto uno lo piensa...

Ahí está...

Se forma sobre las nubes un inmenso signo de pregunta.
?

Imposible sostener esta existencia por sí misma.

Recuerdos del mar... recuerdos... recuerdos... nostalgia...

Lugares donde hemos estado y lugares donde no hemos estado...

Lo mismo da.

Júlia dijo...

Nada es igual cuando vamos perdiendo las personas 'de referència'.

Un abrazo, contenta de 'verte'.

Cuquita la Pistolera dijo...

Pues un abrazo. Los espacios dejados por los seres queridos deben reconfigurarse, reconstituirse, debemos reconstruirlos a partir de lo que queda y de la memoria. Y a veces debe pasar un poco de tiempo para que volvamos a vivirlos con alegría.
Muchos saludos

Oso dijo...

Aunque duela, querido Yayo, el recuerdo hace que siga viviendo en vuestros corazones.

Un abrazo fuerte y a seguir trabajando duro en tus labores.

Zorro dijo...

Siempre va a existir ese hueco por dentro en este tipo de situaciones, eso es bueno porque demuestra que el sigue dentro y ahí se quedara.

Villeratura dijo...

espero que aflore otra vez la sonrisa que te caracteriza gran yayo!

pk dijo...

me conmovió el relato de vincent. mucho.
sólo dejo aquí una flor y mi silencio.

pk dijo...

ps. felicidades por el libro de dani. saludos

Salva dijo...

Llego algo tarde, este post lo escribiste mientras estaba de viaje y no pude verlo.

Siempre hay las excepciones, sabía que volverías para al menos contarnos algo muy pequeño... y lo has hecho : )

Te respondí el comentario que dejaste en el post de Siracusa.

Un saludo, feliz semana.

rAnita nOe dijo...

las fallas.. hace 5 anyos que no las disfruta y las echo de menos.. cada vez echamos de menos mas cosas y a mas gente.. inevitable.
saludos yayo.

Iván dijo...

Saludos amigo Yayo. Te abrazo y te mando buena vibra.

Cuidese.

Padrenatas dijo...

Los amigos se van... así como los amores y cualquier cantidad de seres queridos. Ojalá podamos tenerlo pronto de regreso con sus anécdotas tan interesantes, le deseo lo mejor.

Mari dijo...

Otro beso, Yayo.

Hiskka dijo...

Sentí penita en tu post...espero que pase pronto o al menos se suavice.
Un abrazo y buen finde.

trako dijo...

Hola, Yayo... lamento lo de Vincent, no leí el post en su momento, pero lo acabo de leer, creo entender a que te refieres con lo de fastidio, aunque por mi edad no lo experimento todavia.

Interesante tus anecdotas sobre tu sobrino, la pornografía y la España de los 50's, yo ahora llevo en la escuela una materia llamada Psicologia del Mexicano que me está haciendo reflexionar mucho, espero hacer algun post sobre ella pronto, saludos, y ei estamos en contacto =D

prophet dijo...

Hola Yayo!

Me he dado algunas vueltas y veo que sigues ocupado con los compromisos laborales. Espero todo valla bien.

Precisamente por motivos laborales se me habia pasado agracer la invitación a tener un rato agradable cuando valla a España. De verdad sera todo un placer. Los ahorros siguen y la meta esta en pie. Espero si nos veamos pronto.

Un abrazo Yayo!