lunes, 4 de junio de 2007

Las urnas milagreras

El pasado domingo 27 de mayo fueron las elecciones a las Alcaldías y Comunidades Autónomas españolas y pude darme el gustazo de ver cómo la izquierda moderada a la que me siento ideológicamente vinculado perdía estrepitosamente en Madrid, mi circunscripción. No podía ser de otro modo, con los impresentables que encabezaban las listas de elegibles. Y más gustazo aún cuando ambos "cabeza de serie" reconocían públicamente su fracaso y dimitían.

Pero lo más sorprendente es que, ¡oh milagro!, según sus líderes, todos los partidos que concurrieron a las urnas ganaron en estas elecciones. Recordé una vez más aquel dicho de un querido profesor de Geopolítica de mis años de bachillerato: "Hay tres clases de mentiras, por orden de gravedad creciente: las mentirijillas, las grandes mentiras y las estadísticas". El político siempre puede retorcer las estadísticas hasta encontrar el lado favorable a sus intereses y contentar a los papanatas. Lo cierto es que en Madrid el Partido Popular (PP) se alzó con una clara victoria.

Y ahora viene lo bueno. Comentábamos ayer en una terturlia de café una anécdota que circulaba, según la cual el portal de chueca.com se había visto saturado por un aluvión de "peperos victoriosos" lanzando mensajes amenazadores contra la comunidad homosexual. El asunto es tragicómico. De nuevo la turba vocinglera, al más puro estilo fascista (quizá los jóvenes ya no sepan qué es eso), daba rienda suelta a su homofobia aunque, desde luego, conocían esa URL que yo desconocía hasta hace unos minutos.

En mi inocencia, fiel creyente en la tolerancia, pensaba que esas fobias habían quedado confinadas en los reductos del catolicismo oficialista y carcamal. Quizá por eso me ha sorprendido esa explosión de intolerancia, de ser cierta. Claro que los líderes del PP, salvo honrosas excepciones, no dan precisamente lecciones de tolerancia en sus discursos. Otra cosa es lo que harán entre las bambalinas. Lo malo es que esas actitudes públicas llegan a calar en personas dispuestas a creérselo. Y luego pasa lo que pasa...

28 comentarios:

Oso dijo...

Yo ejercí por primera vez mi derecho al voto (lo sé, soy mayorcito para haberlo ejercido antes, pero digamos que las urnas y yo no nos llevamos bien que digamos). Creo que si estudiase las estadísticas con detenimiento hasta yo habría ganado.

Con respecto a lo del mundo tolerante, afortunadamente la juventud estamos más concienciados que antaño, lo cual no quita que haya un cierto grupo de hijos de... la intolerancia descerebrados que sigan pensando que ser homosexual es una enfermedad a erradicar.

Esperemos que en el futuro este tipo de cosas dejen de suceder y que cada cual disfrute como mejor convenga.

Un saludo cordial.

Memo dijo...

Me ha encantado esa reflexión acerca de las mentiras que tu maestro te ha dado en años anteriores, Yayo. La tendré muy presente.

Y la homofobía... bah, la homofobía es cosas de todos los días. Uno creería que ess propio de los arcaicos, pero ya ves: ahi está.

Un saludo mi amigo, mun gustazo leerte.

ostra dijo...

Casualmente, el PP fue el partido más votado en el barrio de Chueca:

- datos de zero

- datos en un blog

Lo cual para mí es una contradicción con lo que dices. Los hechos demuestran que la intolerancia no tiene color político, aunque se nos quiera convencer de que la derecha es rancia e intolerante. Conozco a votantes de IU xenófobos, conozco a votantes del PSOE homófobos y conozco a votantes del PP racistas.

El problema está en la educación, no en la tendencia política, creo. Y desde esa educación hay que ofrecer cultura, pero cultura bien entendida, no LOGSE. El pueblo culto sabe lo que quiere y sabe elegir, no le convencen unos cuantos papanatas teorizando sobre la tolerancia.

ostra dijo...

Le transcribo algo que leí hace poco:
"Si crear nuevos centros sanitarios públicos, ampliar enormemente la red de Metro, llevándolo a barrios obreros (La Elipa, Villaverde o Carabanchel), y poner autobuses nocturnos que unan cada noche los pueblos de la periferia con Madrid no es de izquierdas, ¿de qué es?".
Creo que los madrileños han visto que los actuales gobernantes han hecho cosas por ellos, los impresentables anteriores no hicieron nada (bueno, sí, apología del porro y de la "movida" tiernogalvanista). Muy a pesar de que quieran metérnosla doblada con la "derecha extrema" y demás zarandajas, reconózcame que tanto su Comunidad Valenciana como Madrid han prosperado muchísimo más con esa política de "derechas" "entre comillas".
Este fin de semana he estado en Valencia y está limpia y preciosa, con la gente paseando por la zona del centro tranquilamente. Recordaba la Valencia de hace 20 años, fea y sucia, y entiendo que Rita Barberá haya arrasado, pese a quien le pese.

Ben dijo...

Yo creo que la política es igual en todas partes y que la intolerancia existe en derecha, centro e izquierda. Los políticos, quiero creer, no son la mejor muestra de nuestras sociedades, esa responsabilidad recae en el ciudadano promedio.
Es ahí en donde aún radica mi esperanza.

Te mando un abrazo desde Ohio.

Dalia dijo...

Ni entro ni salgo en ideologías eso sí, yo que tú me iría cuidando de espanto, tú no sabes como vienen los chavales a los institutos, no se puede ser más ignorante e intolerante. Siguen siendo una minoría pero marrullera y amenazante. Son ellos contra el mundo y con todo lo que difiera minimamente con lo poco que saben aunque no les vaya a aportar nada negativo o incluso les pueda ser beneficioso de algún modo. Y hacemos lo que podemos para hacerles pensar pero cada día se alimentan del veneno del rechazo a lo diferente y a la búsqueda de su erradicación ( si es posible de forma violenta)
Como muestra un botón, un ex-alumno que NUNCA hacía nada, ni sabía, ni quería aprender nada y su misión en la vida era dar palizas los fines de semana a sus "enemigos" y emborracharse me decía cosas como las ganas que le daban de dar patadas a los mendigos que veía o que había que expulsar a todo extranjero que hubiera en España a "quitarle los puestos de trabajo". Ni que decir que no permito que en mis clases se digan esas cosas y les intento hacer razonar pero ni escuchan.
Un beso

Zumo de Vidrio dijo...

Estimado "Profe" estamos de nuevo por aquí,, y aprendiendo mucho con usted,,!!
Los políticos,, uff,,! iguales en todas partes.. mejor lo dejo hasta ahí..!!

PD : Me he hecho el compromiso de ponerme al día con todos los pots que haz publicado,, por algo este es mi blog favorito..!!

Te sigo,,
Z de V.

*V* dijo...

Yo tambien pensaba que ese tipo de actitudes intransigentes se habían quedado obsoletas y únicamente pequeños reductos de gente ligeramente perdida (o ligeramente estupida, con perdón pero a saber...) mantenia ciertos comportamientos.....
Pero esto de internet no ha dejado de descubrirme que quizás soy extremadamente utópica y que no son reductos tan pequeños como yo pensaba....:S
La política tiene parte de responsabilidad, por supuesto un político debe ser consciente de la trascendencia de sus palabras pero mi duda siempre ha sido la misma ¿la política influye en la población o al final simplemente plasma una tendencia de la población en su constante busqueda de votos?.... prefiero pensar que es lo primero porque lo segundo me pondría los pelos de punta.
Un saludo

Cuquita la Pistolera dijo...

En México el avance de la derecha también ha hecho que prospere la intolerancia y el conservadurismo más ramplón. Aquí el tema del momento es la legalización del aborto. Manifestantes enviados por el PAN (el partido en la presidencia) vociferaban que quienes defienden el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo debían ser "condenados a muerte" por ser "asesinos de embriones". La patafísica retrógrada de la derecha.
Me dio enorme gusto encontrarme con este blog, pasaré por aquí seguido.
Saludos

Júlia dijo...

A mi me había llegado una versión segun la cual hay: verdades, mentiras y estadísticas -que sería una cosa especial, ni verdad ni mentira sino todo lo contrario-.

En la estadística siempre sale lo que se quiere que salga, porque para ello se elaboran las encuestas previas. Sobre las elecciones, no opino, porque no voté por primera vez desde las primeras...

EL HIPPIE VIEJO dijo...

Hola Yayo
Hay actitudes reaccionarias e intolerantes que me cuestan entender. Por suerte, como dice Oso, la juventud está más abierta y tolerante. Creo que es hora de intengrarnos, de elevar nuestro grado de aceptación al máximo.
Construiremos más, sin dudas.

Amigo, le dejo un gran abrazo

Adal

Yayo Salva dijo...

Oso: Votar es un derecho, no una obligación (por ahora). Has hecho lo que te ha parecido correcto. El ejercicio de la tolerancia es una virtud que, como todas, hay que fortalecer. Yo confío plenamente en la juventud, a pesar de que no puedo negar la evidencia de que existen personas intolerantes.
Un saludo.

Memo: Celebro que te haya gustado la frase de mi maestro. Yo también pienso que ese arranque de homofobia es episódico. En el fondo hasta tiene su gracia. Confío en que el futuro se forje sobre las libertades.
Un saludo, amigo.

Ostra: Estoy totalmente de acuerdo en muchas de las cosas y argumentos que dices. Pero, ¿quién ha dicho que los homosexuales sean de izquierdas? Hay personas de todos los colores, tendencias e ideologías en este paraíso terrenal. La ducación es la clave, pero la educación desde presupuestos de tolerancia. No toda educación vale para eso. Educar, en gran medida, es condicionar al educando.
Interesante el texto que has sangrado pero, bien sabes, tiene lecturas muy diferentes. Te diré que a mí me cae muy bien Gallardón (no sé el tiempo que tardarán los Varones del PP en ningunearlo definitivamente, porque tengo la sensación de que su posición en el partido es delicada). Pero todo tiene otra lectura: la mejora de las comunicaciones con la periferia activa y mejora las perspectivas del negocio urbanístico, por ejemplo. En cuanto a Rita (que también me cae bien), últimamente ha hecho fortísimas inversiones del erario público, es decir, de todos, en instalaciones para millonarios (léase todas las infraestructuras que rodean la Copa América). Es cierto que los valencianitos de a pie podemos pasear por allí y acercarnos a los yates de lujo para disfrutar de las vistas. No todo va a ser amor y lujo sólo en la tele.Y ahora se nos va a caer encima el circuito de alta velocidad, algo de lo que sin duda disfrutarán extasiados todos los valencianos.
En fin, Ostra, confiemos en que unos y otros sepan acertar en el camino del progreso. Los balances hay que hacerlos a largo plazo, algo que los políticos no pueden permitirse dada su "corta vida" escénica.
Te agradezco de verdad tu comentario.

Ben: Yo también confío en la gente de la calle y en su sensatez.
Un abrazo.

Dalia: Nadie mejor que tú para conocer de primera mano el talante de algunos jovencitos.
Un beso.

Zumo: Se te echaba de menos en estas tertulias.
Un abrazo.

*v*: Tus preguntas finales y su disyuntiva es muy difícil de establecer. El político es un ser oportunista, manipulador.
Saludos.

Cuquita: Por aquí pasamos hace algunos años ese sarampión del tema del aborto. Y no se ha hundido la sociedad española.
Saludos.

Júlia: Variaciones sobre el mismo temaq. Por cierto, yo tampoco voté, ya lo sabes.

Hippie: Todo lo que hagamos por ser más tolerantes es poco.
Un abrazo.

eggy dijo...

Estoy observando últimamente cómo la derecha empieza a volver al gobierno en distintos lugares: las elecciones municipales en España, las presidenciales en Francia, ayer mismo en Bs As en la elección de Jefe de Gobierno. Supongo que la rueda gira eternamente, gana uno, hace las cosas mal, gana la oposición, también hace las cosas mal, y así se siguen pasando la pelota entre dos bandos aparentemente antagónicos, pero que igual tienen asegurada su porción de poder cuando llegue el momento de aprovechar el tropezón de su adversario. La mentira, la intolerancia, siguen siendo banderas mudas pero omnipresentes en las plataformas de cualquier partido político. Da asco lo que cuentas sobre estos personajitos homofóbicos, habrá que tenerles paciencia, aunque te admito que ya me tienen bastante aburrido este tipo de manifestaciones. Ser "gente" poco y nada tiene que ver con los gustos en la cama, pero ¿quién dijo que los intolerantes son gente?.
Un abrazo!!

:::X@Vy_Thê_M@N::: dijo...

es increible que a estas alturas la intolerancia siga siendo un problema, y no se vea como una "plaga" que en su momento daño a la especie humanaa, que a fin de cuentas es una misma, en fin hay que luchar para que ese tipo de situaciones se terminen.

saludotes Mr. yayo

Onatnomiguel dijo...

En mexico no es asi, la politica ahora todos sabemos es algo que nos roba a todos los que trabajamos de verdad nuestro dinero.

hiskka dijo...

politica, igual en todas partes, solo hoguera de intereses personales...y debemos vivir bajo su manto...
no entiendo la intolerancia, ni las ambiciones de poder, será que esto cambiará algun dia????
salu2 fraternos

Bitchie4ever dijo...

Hola Yayo como estas'?

pues me si la politica estara simpre media turbia por lo visto, y que decir con lo acontecido con esas elecciones que esperan que funcione el restultado dado por la mayoría por cierto me gusto eso de las mentirijillas jaja es verdad ! LOl.

Saludos, nos vemo un abrazote Yayo!!

ostra dijo...

Muchas gracias a ti por contestar tan detalladamente.
He trabajado en el recuento provisional de datos desde el referendum de la Constitución, y te tengo que confesar que una de las cosas que más me gusta de las elecciones es ver las caras que se les quedan cuando ya hay datos consistentes. Luego en la tele todos ponen sonrisa de ganador. Va a ser verdad eso que dices del milagro de las urnas.

[ Fhernando ] dijo...

es un tema que en mi scul se habla mucho

Persio dijo...

a todos estos tios les falta algo de educación y tolerancio sobre todo...

Té la mà Maria dijo...

Si los homosexuales del PP salieran del armario (incluido su presidente)y plantaran cara a estos retrogadas, otro gallo cantaria.

Como se hizo unas listas de diseño para presentarse a las elecciones, ahora les va como les va, si eres inteligente no puedes ser politico

saludos desde Reus - Catalonia
(en nuestro pueblo votamos a la CORI (personaje disfrazado de Elvis y salió elegido, votar por votar mejor a un pallaso profesional, los amateurs ya no nos hacen reir)

http://cori.cat/

Horus dijo...

Maestro, estoy de vuelta...

Iván dijo...

La intolerancia siempre es una constante en las sociedades antiguas como modernas. El ser tolerante depende del individuo, del entender al otro como igual. Sin embargo siempre habrà algo que no me guste. De mi depende (de nadie màs) el como me entiendo con el otro.

Un abrazo mi buen amigo

Raúl*Grijalva dijo...

Me hizo recordar a una maestro que nos explicaba las clases de mentiras, que decia, hay mentiras negras, blancas, rojas, azules y de cada color explicaba algo xD
Era..un arcoiris de mentiras =S

Saludos

ish dijo...

vaya que si mexico sabra de esas cosas...comparto la idea de q la intolerancia no tiene color politico... pero aqui se pinta un poco mas hacia el amarillo... menos mal q sigo siendo menor de edad---sin embargo ya veo dispuesta en mi la no afiliacion a partidos politicos---veo las posturas personales por sobre la ideologia en sus rebaños

txe dijo...

estudiaban geopolítica en el bachillerato?

Yayo Salva dijo...

Eggy: Efectivamete, en las democracias bien arraigadas la tendencia es al bipartidismo alternándose en el poder.
En cuanto a la homofobia o cualquier otra fobia contra personas por sus circunstancias personales, coincidimos en que es algo triste que suceda en una sociedad pretendidamente "civilizada".
Un abrazo.

Xavy: Totalmente de acuerdo contigo. Quizás los jóvenes sois la clave de la solución.
Saludos.

onatnomiguel: No sé exactamente a qué te refieres cuando dices que en México no es así. ¿A la intolerancias? ¿Sois más tolerantes que en España? ¡Felicidades! En cuanto al "robo" a través de impuestos, etc., en todas partes nos quejamos por lo mismo. A mí me retiran directamente cerca del 30% de mis ganancias brutas y aparte están los impuestos indirectos que ni sé lo que sumarán. Pero no me quejo demasiado porque veo que revierten en gran medida en el bienestar de la comunidad.
Saludos.

Hiskka: No creo que las cosas cambien demasiado a corto plazo.
Saludos.

Bitchie4ever: Efectivamente, la política es algo turbio y manejado
Saludos.

Ostra: Seguro que tienes un sinfín de anécdotas que contar sobre ese tema.
En cuanto a contestar, ya ves que lo hago sistemáticamente (conforme voy teniendo tiempo) y no sólo por cortesía. Hay comentarios, como el tuyo, que enriquecen los puntos de vista y dan pie a aclararnos las ideas.

Fhernando: ¿Estudias Ciencias Políticas?

Persio: No hay cosa peor que andar por la vida jactándose de victorias pírricas.
Un abrazo.

Té la mà maria: Ni son todos los que están, ni están todos los que son. El intolerante es, ante todo, un inadaptado.
Interesante lo de la CORI. Que sirva de lección.

Horus: Ya me percaté de tu regreso. Y de verdad que me alegré.

Iván: Tu reflexión es muy interesante. Ese es el frente en el que cada cual debe luchar para mejorar la comprensión en el mundo.
Un abrazo.

Raúl: Nos tienes que desarrollar en un post esa teoría del color de las mentiras.
Saludos.

Ish: Algún día dejarás de ser menor y tendrás la oportunidad de mostrar tus opciones políticas. El no alineamiento es también una, y muy válida. Y hay que luchar contra la intolerancia.

txe: Quizá te sorprendería el currículo de asignaturas de los bachilleres "de antes". Yo estudié Bachiller Laboral (7 cursos), con unas 14 asignaturas por curso, incluidas las "tres marías" (Política, Religión y Deporte). En séptimo dábamos dos asignaturas que me encantaban: Geopolítica y Geografía Económica.

Wändä dijo...

No sé si será cierto que los peperos han entrado en chueca.com para amenazarlos, lo que si es cierto es que pasen los años que pasen y corra la historia hacia adelante, siempre han habido y habrán inquisidores.
Da igual que estemos en el siglo XXI que los homofobos están ahi siempre.