jueves, 3 de julio de 2008

Minivacaciones en Moscú

El Yayo Salva se marcha unos días a Moscú, mitad trabajo, mitad placeres de los sentidos. Un año más tendrá que poner a prueba su capacidad de aguante a la vodka “Russian style” frente a aguerridos nativos que intentarán tumbarle. Pero eso será sólo un día, el día del “gran banquete” con infinidad de brindis, algo muy típicamente ruso.

El programa musical ya está completo y las entradas en el bolsillo:

Día 5 de julio, Teatro Stanislavsky, ballet “El Lago de los Cisnes”, de P.I. Tchaikovsky, con coreografía de Vladimir Burmeister.
Día 6 de julio, Teatro Helikon-Opera, “Le Nozze di Figaro”, de W.A. Mozart, dirigida por Dmitry Bertman.
Día 7 de julio, Teatro Bolshoi, ballet “Spartacus”, de Aram Khachaturian, con coreografía de Yuri Grigorovich.

El gastronómico se improvisará sobre la marcha, pero no faltará una visita a U Pirosmani (cocina georgiana) a comer sus ricas berenjenas “khachapury”, después de un agradable paseo por los jardines del monasterio de Novodevichy. Y la sopa “borsch” en el restaurantillo siempre atestado que hay frente al metro, camino del mercado de Izmaylovo. Y aquel restaurante libanés en la zona residencial de estudiantes de la Universidad, con chicas que bailan habilidosamente la danza del vientre por unos pocos rublos (quizá me fume mientrastanto una narguila con aroma de naranja). Y tomar un helado (“moroshnoe”) en cualquier puestecillo callejero…

Y pasearé como un turista más por la Plaza Roja, y tomaré las enésimas fotos a las cúpulas de San Basilio, y sentiré una vez más la incomodidad al pasar frente al matadero de disidentes y simples sospechosos que fue el antiguo edificio de la KGB en la calle Lublianka.

En fin, que amo Moscú, y todos los años me busco alguna excusa para exprimirlo un poco más.

13 comentarios:

pk dijo...

no mames los ballets que te vas a echar.
la comida, el lugar, tu quererlo exprimir más.

qué más puedo decir que:
gózalo

y enviar un abrazo

rAnita nOe dijo...

disfrutalo!! sea trabajo o placer, uno no se va a rusia todos los días..
saludos!

Salvador dijo...

Hola tocayo, que envidia me da ver tu escapada a Moscu... Nunca he estado y pienso que algun dia me habrés de decidir.
Cuando vuelvas quiero hacerte una consulta sobre las descargas de música de tus blogs musicales, ya que me descarga un archivo comprimido y tengo problemas para guardar las piezas en la memoria de mi PC.
Que disfrutes y hasta la vuelta

Clarice dijo...

Lo que daria yo por ir a Rusia D=

Por eso mismo disfrutalo, que muchos te envidiamos ;D

Saludos, buen blog.

Anónimo dijo...

Enseñe fotos señor !!!

SAludos

anonimoatacante@yahoo.es

Talya dijo...

Que envidia...

Alberto dijo...

Disfruta de esa preciosa tierra rusa, ahora estoy leyendo al gran Dostovieski y me gustaría mucho viajar a esos parajes.

Un saludo

Dalia dijo...

Hombre afortunado, ya me gustaría tener la agenda tan interesante como la tuya. Esperaré con impaciencia tus impresiones.
Un abrazo.

Júlia dijo...

Feliz VIAJE!

Me pasa como a Salvador con los archivos musicales pero soy un desastre técnico, no pasé del long play.

Marcos dijo...

Envidiables vacaciones, sin duda!!

Que te vaya excelente

celebrador dijo...

Mira tu por donde, un funcionata (como yo), que va ganando añicos (como yo); la diferencia es que se va a moscú (a culturizarse...) como no-yo

William Saints dijo...

Wow, que envidia el poder tomarse vacaciones de ese tipo.

Y en tu foto de perfil pareces Mark Twain xD

Palbo dijo...

El discípulo estaba ocupado mezclando diferentes tipos de yerbas.

-¿Para qué mezclás la yerba? -preguntó el maestro.

-Porque no quiero acostumbrarme al gusto de ninguna -respondió el discípulo.

-¿Y cómo vas a hacer para no acostumbrarte al gusto de la mezcla?

El discípulo se iluminó.