jueves, 27 de septiembre de 2007

De los adioses

El verano se ha llevado por delante varios blogs personales que solía visitar con cierta asiduidad. De algunos no estoy seguro que haya cesado su actividad: simplemente he observado cómo languidecían, cada vez más espaciadas, sus nuevas entradas hasta caer en un largo silencio. Otros lo dejan bien claro en un último artículo de despedida.

Un blog, sea cual fuere su naturaleza e intención, no ha de ser eterno (¿hay algo que lo sea?). Supongo que ya estará hecho el estudio sociológico de la blogosfera (aunque lo desconozco), pero mi impresión de blogger novel (de menos de dos años) es que la levedad temporal es el signo predominante de ese "universo" todavía tan joven, y que la duración en activo de un blog es directamente proporcional a la edad del autor, salvo excepciones. Tiene su lógica porque los cambios en función del tiempo son tanto más acusados y rápidos cuanto más joven se es, y la incidentalidad de esta ventana virtual tiene mucho que ver con esas situaciones de cambio o estado personal.

Reconozco que me produce sensaciones encontradas el enmortecimiento o la cesación de un blog. Por un lado me alegro, porque mi naturaleza optimista me hace suponer que el autor ha entrado en una nueva fase creativa que reclama otras prioridades, otra manera de distribuir su tiempo u otros medios de expresión. Por otro me apena porque es como cortar bruscamente el cordón umbilical que supone un enlace por el que, de alguna manera, fluyen líquidos cordiales.

Esa fluencia me la ha hecho notar de manera vívida Zorro007 al mencionarme en su artículo de despedida de hace un par de semanas. Y, si en parte me he alegrado del cierre de su blog porque, por las explicaciones que da, es un signo claro de progreso y madurez y una solución a determinados problemas que relata en dicho texto, otra parte de mí se duele por la interrupción de un hilo comunicador. Se ha dicho muchas veces que esto que hacemos aquí es comunicar(nos).

A veces me pongo ñoño. Será la puta vejez...

31 comentarios:

EL HIPPIE VIEJO dijo...

SERÀ LA PUTA VEJEZ...."
VAMOS YAYO!!!

A MI ME DA MUCHA PENA CUANDO SE CIERRA UN BLOG QUE VISITO, LO MISMO QUE CUANDO SÈ QUE ESA PERSONA ANDA CON ALGÙN PROBLEMA, NO SÈ, TODO SE HACE MÀS CERCANO A PESAR DE LA DISTANCIA Y LLEGA.

..SERÀ QUE NO TENGO LA FORTALEZA NECESARIA?

UN ABRAZO SIN FRONTERAS YAYO

ADAL

Júlia dijo...

Hippie, que sí, que la vejez nos produce alergia al cambio, no me gusta ni tirar una silla carcomida, actualmente. De joven el cambio es un reto, ahora es un aburrimiento, has de rehacer la costumbre y no es fácil, la verdad.

Júlia dijo...

No sé porque no se puede decir 'vejez' ni 'viejo' ni 'vieja', ni tan sólo 'viejecita' y siempre hay que decir eufemismos y neologismos.

Oso dijo...

Sé a lo que te refieres... Soy uno de esos desalmados que PARECE que están desapareciendo. Intento no dejar morir el Rincón Barrido que tantas satisfacciones me dáis pero como tú bien dices, se encuentran nuevos derroteros por los que tirar y hay que sacrificar unas cosas u otras. Tuve que elegir en su momento y me duele ver como el blog se retuerce de inanición pero quizá el futuro me regale días de 48 horas.

Un abrazo, querido Yayo.

Cobre dijo...

No Salva, no es la puta vejez como tu dices, q va, se puede estar en las mismas con veintitantos ;). Has expresado perfectamente lo q pienso y siento (y como yo muchos) sobre el cierre de un blog, y no ha resultado ñoño, es bonito y sencillo.
Da mucha, muchísima pena cuando una relación especial se interrumpe, y a través de este medio se crean, aunq pueda resultar raro.
Yo todavía espero q algunos de mis cordones umbilicales no se rompan del todo.

Un abrazo

Cuquita la Pistolera dijo...

Yayo, a mi también me da tristeza cuando alguno de los amigos blogueros cierra un espacio en el que nos hemos comunicado, que nos ha dejado conocer una parte de su humanidad.

Pero la escritura siempre termina, las novelas, las poesías, las cartas, los diarios. Todo termina. Y como bien dices, los blogs parten de un proceso personal específico que tiene dos opciones, o se transforma dentro del propio blog o busca otros espacios para hacerlo.

No digas esas cosas de la vejez. Me ponen triste.

[ Fhernando ] dijo...

la vejez nos llegara a la mayoria de nosotros...

Iván dijo...

Triste que un blog cierre. En algún momento cerré el mió, la razón creo fué porque en verdad no tenía nada que decir. De por si escribo poco.

Un abrazo mi buen amigo

Cronopio dijo...

Después de pasar varios meses curioseando y aprendiendo de este espacio, me decidí a dejar unas cuantas palabras en él… Por que?, Simplemente porque el tema que ahora es tratado me lo exigía.
Yo solía tener un blog que con gran esfuerzo, y por sobre todo con mucho padecimiento, conservé por varios meses. Era un blog que comencé con gran energía y que por una necesidad imperiosa decidí cortar abruptamente. Yo escribó, o mejor dicho soy un aprendiz de escritor. De hace un tiempo que por sanidad mental y emocional decidí alejarme de los escritos que me atormentaban la existencia… mucho de eso quedó plasmado en ese blog…
Ahora estoy curándome, volviendo escribir y pensando en crear prontamente un blog de poesía.
Por ahora seguiré arrimado a este puerto, sin dejar curiosear y aprender de tus palabras.

Aristóteles dijo...

Je,... Llamemosle mejor, un tierno sentimiento.

COMUNIKACIóN, he ahí el verdadero dilema.

Yayo, aquí "estoy", contigo. Ciertamente nada es eterno pero, eso que convivimos tu y yo, nada ni nadie nos lo podrá arrebatar.

¡Salud con agua de chufa!

ostra dijo...

Yo conozco personalmente a una lectora y comentarista suya que tiene el blog bastante abandonado últimamente. En su caso es falta de tiempo para el ordenador, ha estado estudiando mucho y sus pocos ratos libres los dedica a salir por ahí.

Un abrazo.

Salva dijo...

En verano es normal ver como se pierde la "movida", pero siempre luego regresan y con mejores cosas.

A mi el pensar que en algún momento llegaré alejarme del blog se me hace difícil, vamos, mi familia dirá "es internet, no es importante..", pero bloggers entenderán porque esto lleva dedicación y sobre todo parte de mi tiempo lo administro en el blog.

Son cosas que pasan, en algún momento llegará a pasar a cada uno de nosotros.

Por cierto, espero no sea molestia, pero te dejaré un link a mi blog sobre un blogger que murió y mi parecer de como se me hace fuerte pensar que algun dia tendré que dejar este mundillo que tanto me gusta: http://tinyurl.com/25j75r

Saludos Yayo Salva!

Memo dijo...

Mmm... es feo. Muchas veces (la enorme mayoría) es el único nexo con esa persona. Dejar de escribir es coo si dejara de hablarte, e incluso te lo tomas personal.

El mio dura al menos otros dos años. Y no miento (claro, mientras esté capacitado con computadora, internet y vida).

Saludos, Yayo. Y por cierto, lo del León no es de agradecerse: es algo que hago con mucho gusto =P

MABANA dijo...

Es que se estrablece un tipo de "amistad sincera" que es interesante, xq en la mayoría de los casos no tiene rostro y menos voz...pero les aprecias, les crees conocer...

Estoy de acuerdísimo contigo, cuando se cierra algun blog, con el que te la pasabas bien...es como el "adios" de un amigo...

Chistoso no?,,xq duele y te entristece...creo que a todos nos ha pasado esto aqui...pero llegan nuevos "amigos" pero como en la vida real, estos nuevos no te hacen olvidar los pasados x tu vida...

Me hiciste recordar, que sin conocerle mas que por sus letras, una gran amiga me dio un dolor muy grande, al enterarme x su hija (en los comentarios xq la chica no sabia la clave de la madre) que habia fallecido...despues de unos meses de enfermedad...

Aqui, lo interesante es que los que le visitabamos continuamente dejabamos mensajes de aliento que la hija le hacia llegar...y según ella a su madre le hacian muy feliz...

Lloré su muerte y aun recuerdo con muchísimo cariño a mi amgia argentina...PATUS, mi adorable PATUS

disculpa me mega comentario, pero es muy de mi no poder decir las cosas con cuatro palabras....sera la vejez??

saludisimos

Eduardo dijo...

Lo extraño de los blogs es que aunque le pertenecen a su autor, y con esto, puede hacer con tal bitácora lo que le venga en gana... con el tiempo, ese mismo blog también pasa a ser de otros, sus lectores, quienes toman cariños a las letras y a quien las escribe.

Y a veces, la decisión del dueño de eso que deja de ser de él, pero lo sigue siendo, nos afecta a muchos, nos crea dudas, preguntas, molestias, o melancolía.

Cosas de esas...

Flora dijo...

Unos vuelven a empezar, otros se van. El eterno cambio del que todos hablan.
Yo hace poco volví a empezar y ahora colectivamente (publicidad barata)
Muchos saludos, y sobre todo, buena suerte… porque hay días en los que los cambios simplemente no los puedes soportar.

Nota: también soy nueva lectora tuya.

Yayo Salva dijo...

Hippie: Yo creo que no es cuestión de fortaleza porque ambos somos "perros viejos" en andar caminos. Es que de algún modos acabamos involucrándonos o engranando un poco en la vida del corresponsal. De ahí la situación que se crea.
Un abrazo, amigo.

júlia: Razón tienes. Nos apegamos (quizá demasiado) a las cosas y a las personas.
Que tingues un bon dia.

Oso: Sí, los cambios en las circunstancias personales son decisivos en la actividad "bloguera". Aun con días de 24 horas tú haces el esfuerzo de estar ahí y de pasearte con asiduidad por estas páginas. Lo agradezco más ahora que sé li "pillado" que andas de tiempo.
Un abrazo.

Cobre: Coincidimos plenamente en funciones y sensaciones. Y deseo que tus cordones umbilicales se refuercen.
Besos.

Cuquita: No te pongas triste. La expresión fue una "boutade". De hecho, ya sabes, soy un viejo optimista instalado en la levedad de las cosas y las personas.

fher: Es lo natural. Por cierto, con corbata "luces" de otra manera. ¡Ay, esta nueva ola de "yupis"!
Saludos, Sr. Licenciado.

Iván: Todo es circunstancial. Lo que se dice en un blog, también.
Un abrazo.

Cronopio: Te agradezco muy efusivamente tu comentario en lo que tiene de valoración de mis aportaciones, pero más todavía lo enriquecedora que resulta tu historia personal en relación con el tema. He leído alguna de tus narraciones breves y creo que tienes dotes literarias. Espero que las sigas cultivando, como dices, y nos las muestres.
Y gracias por frecuentar mi blog.
Un cordial saludo.

Aristóteles: Eso quería decir con mi exabrupto final. Y de aquellos días vividos por acá has dejado un excelente reportaje fotográfico. Me he bajado las fotos para mi archivo.
Un fuerte abrazo.

Ostra: Y está más que justificado ese abandono temporal. Yo mismo la reprendería cariñosamente si desviara demasiado de su escaso tiempo para estos menesteres. Lo primero es lo primero. Por cierto, he de escribirle para ver cómo le han ido las cosas.
Un abrazo.

Salvador: Hola tocayo. Cuando una cosa se hace con sentido de la responsabilidad se convierte en un trabajo importante para uno mismo y para quienes entramos en él. Tú lo haces de esa manera. Por eso, cuando llegue el momento de dejarlo, quienes se alimentan de esa parte de ti lo sentirán.
Gracias por el enlace. La historia es sobrecogedora.
Un cordial saludo, Salvador.

memo: me gustaría que esos dos años duraran toda la vida (al menos la que me queda a mí). Y gracias de nuevo.
Saludos.

Mabana: Lo tuyo no sería vejez en ningún caso. Tus bonitos ojos no engañan... Y casan bien con esa terrible historia que tuviste que vivir. Sí, el "universo blogger" produce ese tipo de historias tremendas.
Gracias por darte una vuelta por esta tu casa. Serás correspondida con placer, en breve, por mi parte.
Cordiales saludos.

Eduardo: Haces un magnífico análisis del tema.
Saludos.

Flora: Benvenida y gracias por la visita. Ya lo dijo Heráclito hace algún tiempo: todo cambia.
Me he dado una vuelta por vuestro blog colectivo. Atractivo. Y un primer relato tuyo que "engancha". Rusia es un país que frecuento, y me encanta.
Saludos.

Té la mà Maria - Reus dijo...

los blogs son elementos vivos y como todo elemento vivo al final se muere y si crees en la reencarnación igual vuelve en forma de otro blog.

como tu dices la media un un blog a lo largo es de un año dos tirando largo, debe de ser normal

saludos

Horus dijo...

Yo he avierto y cerrado ya varios blog, en diversas encarnaciones, pero en esto llevo desde el 2002... y no veo para cuando pare.

He abierto un concurso en mi blog ¿Participas?

Atus dijo...

Me gustaron las relaciones antes expuestas. Buena ñoñada.
Por cierto, respecto al cierre de blogs, autodestrucción de la creación y modificaciones estilísticas algo ya sé yo, dentro de mi corto trayecto.
Comparto absolutamente tu parecer.
Saludos.

kSiM dijo...

Justo hace poco estaba pensando en esto al reacomodar mis links y es que algunos de los blogs que leía con mas frecuencia desaparecieron, algunos se despidieron, otros estan suspendidos en el aire y otros al menos se despidieron. Y es que es lo mejor y lo peor de Internet: puedes conocer e identificarte con alguien sin siquiera conocerlo en persona y cuando desaparecen súbitamente pues los extrañas. Creo que a todos nos pasa. Pero bueno, como dices, hay que ser positivos y pensar que se trata de cambios benéficos para su vida en el mundo real.

Saludos!

pedro finch_ dijo...

De la levedad del blog, no?
La verdad es que da pena ver cuando se pierde esa referencia a la que te acostumbras a visitar, pero ... ¿no pasa eso con todo? así es la vida, no?

Con respecto a mi blog, es cierto que a veces he pensado en ponerle una fecha de caducidad, pero si lo sigo manteniendo es porque me obliga a hacer algo que me gusta hacer. Si no tuviera el blog seguramente muchas de las tonterías que escribo o apunto se quedarían simplemente en mi cabecita loca. Así que como me entretiene y me gusta esta 'obligación' aquí sigue ;-)

Otra cosa es que cambiaran mis circunstancias de forma que me resultara difícil mantenerlo... entonces no quedaría más remedio y tampoco debería ser ninguna tragedia. Ya surgirá otro medio de comunicación (o de entretenimiento)

Un abrazo

hiskka dijo...

Bien se dice por ahi que todo tiene su principio y su final, aunque uno siempre quiere que las cosas buenas sean eternas, pero no siempe lo que uno desea se cumple...en fin mientras sigamos comunicándonos.
Gracias por tu saludo, para mi no existen saludos atrasados siempre son a tiempo. Un abrazo

León de Cantabria dijo...

Yo he estado a punto de botar el blog pero ha sido por el méndigo trabajo. Curiosamente en breves momentos de descanso pienso mucho en los amigos epistolares que he hecho, Yayo incluido y es que hace poco comencé a hojear un libro que tengo desde hace 5 años, impreso en Islandia, el Hávamal versión en castellano, con ello llegaron a mí las imágenes de nuestras pláticas en Islandia debatiendo algo interesante.

Esperemos que la amistad se extienda mi estimado amigo, y si llegara a fallarme el blog, seguir con el contacto.

Un abrazo,

RBD dijo...

Tenía la tentación de intentar una explicación catedrática sobre el tema, que incluyera conceptos rimbombantes como cambios generacionales, hiperindividualismo, tendencias de la nueva sociedad global y puras cosas así que en realidad ni entiendo.

Pero como me iba a quedar medio ridícula, mejor me uno al tema celebrando la alegría de seguir contando con blogs que nos siguen dando ratos y relatos geniales, como el tuyo, oooobviously, jeje. Un abrazo fuerte mi Yayo y ¡salud por los que seguimos blogueando!¡Larga vida al Blogger!

Rafael Barceló Durazo
Huásbas, Sonora, México

trako dijo...

Yo he pasado por periodos en los q pienso en cerrar mi blog... he vivido varias etapas a lo largo de estos 3 años, y puedo ver claramente donde estaba mentalmente cuando comencé el lbog y donde estoy ahora, leo posts en los q me pregunto como pude pensar lo q pensbaa en ese momento... otros q me encantan y otros q la vdd, ekis.

El blog es un reflejo de mi... a veces e pensado en cerrarlo porque, algunas veces para escribir un post... antes doy demasiadas vueltas en mi mente sobre las cosas... y luego eso no es bueno... pero aqui sigo en lalucha y por lo pronto, creo q no estoy listo para cortar el cordon umbilical

mi despertar dijo...

ponerse ñoño...me encantó,te dejo un beso

txe dijo...

bue, yo llevo seis años y soy jovencito...

pero en fin, los blogs noe scapan al ciclo de la vida... a ver cuando se reproducen entre ellos.

Cris dijo...

Da pena, sí, pero creo que la clave está en el análisis que tú haces: la mayoría de las veces la gente se va porque el blog se les ha "quedado pequeño"; porque necesitan otros lugares por los que moverse, porque expresarse aquí ya no les hace sentirse mejor o porque sienten que ya no tienen más que decir.

Lógico que dé pena, pero eso es buena señal, ¿no?

Mr. Leon dijo...

Cuando una puerta se cierra otra se ha de abrir... algunas se cierran lentamente, como intentando hacer el transito lo menos doloroso posible... otras se cierran de golpe, como ocultando algo que nunca debió pasar... a final siempre hay algo detrás de esa puerta que seguirá formando parte de nosotros durante toda la vida.

Un abrazo,

Leo

Yayo Salva dijo...

té la mà maria - reus: Hay que aceptar esos hechos. Lo de la reencarnación..., ¿quién sabe?
Saludos.

Horus: Cerrar y abrir blogs, cambiar, es biológicamente (psicológicamente) saludable. Lo triste es desaparecer...
Saludos.

Atus: Te digo lo que a Horus. Sabes, además, que he seguido de cerca tus cambios y he opinado que son positivos.
Saludos.

ksim: Estamos de acuerdo.

Pedro Finch: Eres un blogger polifacético. Se nota que te gusta este pasteleo. Que sigas muchos años pudiendo entregarnos tus relatorios.
Saludos.

León de Cantabria: Por esas circunstancias pasamos todos en algún momento. Las obligaciones, primero. Pero cuando se tiene tiempo uno vuelve porque están esos lazos de amistad virtual que atan.
Un abrazo.

Rafa: Me has picado la curiosidad. ¿Cómo sería un texto tuyo rimbombante, etc.? No me lo imagino. Gracias por ese caudal de optimismo que vuelcas en tu comentario.
Un abrazo.

Trako: Pocos blogs leo habitualmente en los que se refleje de forma tan precisa y descarnada la problemática de su autor como en tu caso. Si algún día decides cerrarlo déjanos otras vías de contacto.
Saludos.

Mi despertar: Un beso de ida y vuelta.

txe: Como diría una amiga mía, "siempre pensando en lo único...".
Saludos.

Cris: Como comentaba txe, son ciclos vitales. Creo que sí es bueno superar etapas, aunque implique cortar amarras.
Besos.

Mr León: En tu caso es evidente que las cosas serían así.
Un abrazo.