miércoles, 6 de diciembre de 2006

De la memoria histórica



Otra agresión contra el patrimonio cultural de la humanidad. No es de hoy sino de hace unos pocos años y ya entonces se aireó en los medios de comunicación: el expolio de los museos de Irak como consecuencia de la guerra. Era algo que los profesionales de los museos sabíamos que ocurriría y por eso, poco antes de que se iniciara la cerril contienda, firmamos un manifiesto pidiendo protección para los yacimientos arqueológicos de la Mesopotamia, cuna de civilizaciones, y para los bienes culturales depositados en los museos. Como era de esperar, tras buenas palabras de la ONU, se pasaron las recomendaciones por el forro de los co..nes.

Los pasados cuatro o cinco años ha estado trabajando una comisión internacional de expertos en la confección de la interminable lista de obras de arte robadas por unos y por otros, aprovechando el río revuelto de la guerra y, por fin, hace unos días se presentó en España el libro editado como resultado de sus trabajos. Pretende ser una guía para anticuarios, policía de fronteras y galerias de subastas para que denuncien a Interpol la localización de alguno de esos objetos robados y puedan ser recuperados para la memoria histórica. La verdad, soy poco optimista al respecto. Se rumoreó en su momento sobre robos selectivos "bajo pedido" de coleccionistas sin escrúpulos, por lo que muchos de esos objetos están a buen recaudo en cajas fuertes privadas y pasará al menos una generación hasta que, probablemente por cuestiones de reparto de herencias, vuelvan a asomar a la luz pública. Sólo espero que la legislación internacional no haga prescribir el delito e Irak pueda recuperar esa parte importante de su identidad.

La desfachatez y el expansonismo imperialista yankee, ya expuestos sin ambages en 1823 con la Doctrina Monroe, sintetizable en la frase "América para los americanos" (entendiendo por americanos a los norteamericanos blancos, claro está) ha ampliado su ámbito al orbe entero justificando sus nefastas (y nefandas) intervenciones allá donde sus intereses económicos=políticos lo han aconsejado. No descubro nada nuevo al incluir la guerra de Irak dentro de esa categoría de intevenciones interesadas. De acuerdo en que el tal Saddam es un pájaro de cuentas, pero hay tantos como él en las avanzadillas políticas que si se les hiciera la guerra el mundo sería una antorcha ardiente. Hay un dicho en mi tierra que dice: "Si los hijos de pu.. volaran, taparían el sol". Pues eso. Confiemos en la democracia y en que "a todo cerdo le llega su San Martín".

Irak se ha convertido en un nuevo Viet-Nam. Lo reconocen las propias autoridades norteamericanas (aunque no con esas palabras) al decir estos días que esa guerra no les está yendo nada bien. Y es que la mentalidad de Oriente Medio, fundamentada en el mohometanismo y forjada por una memoria histórica particular es muy distinta de la occidental. El contraste es más acusado cuando se le antepone la mentalidad norteamericana blanca, que es la de un pueblo sin apenas memoria histórica y la poca que tienen no es para echar cohetes (de fiesta, que de los otros bien que lanzan).

Los fundamentalismos no son nada buenos. Son siempre resultado de posturas exacerbadas de agresión-defensa basadas en consignas religiosas que las sacralizan. Los viejos reinos de la España medieval son el ejemplo más prístino (y creo que único) de la posibilidad de convivencia pacífica y creativa de tres mentalidades con memorias históricas bien diferenciadas, la cristiana, la musulmana y la judía. Hubo sus rifi-rafes pero, en el fondo, poca cosa hasta que la mentalidad medieval cristiana dio paso a la "modernidad" y las nuevas consignas inspiradas en lecturas viciadas de los textos sagrados hicieron incompatible la tolerancia con el judaísmo y el arabismo. Detrás, todos lo sabemos, había la necesidad de justificar cuestiones políticas y económicas. Y surgieron las posiciones fundamentalistas, cuyo más dramático exponente en el campo católico fue la llamada Santa Inquisición de triste recuerdo, y de cuyos abusos sólo recientemente el Vaticano ha iniciado un discreto mea culpa en tono menor.

Los iraquíes se han visto abocados a abrazar posturas fundamentalistas, más o menos larvadas desde hace siglos, como mecanismo de defensa ante una injerencia occidental que va mucho más allá de una simple balacera. No las justifico. No justifico ningún uso de la violencia. Pero (con dolor) les entiendo. Y es que la memoria histórica acaba despertando y confiere a las personas nuevas formas de interpretar el presente y de proyección hacia el futuro. Y luchan por ello sin importarles el coste. Eso es algo que nunca comprenderán quienes, o no tienen memoria histórica o la pretenden ocultar bajo oropeles de supuesta modernidad.

Ya veis, he comenzado hablando de una cosa y, sobre la marcha, se me ha ido calentando la pluma. Porque si me duele el expolio de obras de arte, más me duele la pérdida de vidas humanas.

29 comentarios:

eggy dijo...

Qué palabras Yayo. La verdad que nunca me había puesto a pensar en la terrible pérdida cultural (más allá de la humana, que siempre es mas grave obviamente) que esta nueva intromisión yanquee implica, y no entiendo cómo no lo pensé antes, si Irak está en plena Mesopotamia, cuna, como bien dice, de civilizaciones elevadísimas.
Otra cosa en la que nunca había reparado es en la memoria histórica. Es probable que el fundamentalismo provenga justamente de esa memoria, de cuidar el pasado de un pueblo ante la interferencia impune de otra cultura. Los americanos en general tenemos escasa memoria histórica, ya que los pueblos originarios han sido exterminados y se ha sometido a los escasos sobrevivientes a la cultura y el ritmo de vida que provenía de Europa. Entonces, hoy tenemos un continente poblado en su gran mayoría por descendientes de europeos, y el inicio de esa "raza" como nación data de alrededor de 1800, difiriendo según el país, lo cual hace que, como memoria, sea bastante corta si tomamos en cuenta las culturas milenarias de Oriente o de Europa misma. En el caso de EEUU podemos decir, además de que ya desde su Constitución dejan bien claro cuál es la meta expansionista e intervencionista de ese país, que su memoria histórica se remonta a la emisión del primer dólar, y ese es su fundamentalismo.
Sobre lo de no justificar la violencia, entiendo a donde apunta; cuando fue lo de las torres gemelas se me vino a la cabeza aquello de "el que a hierro mata...". Lo que han dado en llamar "el mayor ataque terrorista de la historia" no es más que una respuesta lógica, absolutamente previsible. Digo, si yo le pego a alguien, instintivamente tengo que esperar una respuesta, no puedo mostrarme sorprendido por recibir otro golpe a cambio. Lo que pasa es que en el medio está la vida de la gente común, esos son los que mueren en Irak, en las torres, o en Atocha, somos las fichas del tablero con el que los bastardos están jugando su juego.
Perdón por lo largo del comentario, es un tema que da para irse por las ramas y de hecho me queda tanto por decir, pero mejor lo dejamos ahí.
Un abrazo Yayo, leerlo siempre es un placer.

Eulalia dijo...

El Reino Unido se niega a devolver a Grecia las esculturas del Partenón expoliadas. He podido contemplar la "leona herida" en el Museo Británico. Por supuesto, Francia no devolvería a Egipto los tesoros que desde Napoleón se llevaron de allí: el "escriba sentado" está en el Louvre. Quiero decir con esto que hay una larga tradición de robo de obras de arte, y da lo mismo que sean países o particulares los ladrones. El pez grande se come al chico. Todos tenemos la responsabilidad de denunciar, negarnos a aceptar la historia según la cuentan los vencedores.

En cuanto a la guerra de Irak, amigo mío: ¿quién se ha creído nunca que la razón fuera Saddam, ni siquiera Ben Laden?

Un beso.

kSiM dijo...

Que bueno saber que hay quien se dedica al menos a crear una lista de objetos valiosos. A partir de ahí es mas fácil pues se tiene una idea de lo que se esta buscando. Como dices, posiblemente tarden generaciones, pero las cosas saldrán a la luz en algún momento.

Y pues bueno, sobre USA, que se puede decir de un país sin cultura pripia que reniega de sus raices... ¿quienes son los bárbaros a final de cuentas?

Saludos!

RBD dijo...

Hola Yayo,

Atinada comparación del desarrollo de la guerra de Iraq con la de Vietnam y muy relevante alusión a la memoria histórica que debería desempeñar un papel más importante en las decisiones de política internacional, que se han conducido con un realismo ofensivo. Efectivamente lo que les falta a los estadounidenses no es ni historia ni cultura, como comúnmente se dice, porque ambas tienen y en abundancia considerando su reciente creación como pueblo, lo que les falta es memoria histórica. Saber juzgar los acontecimientos como resultado de una larga cadena de hechos y omisiones que existen a la luz de un contexto y no como el juego "objetivo" de intereses económicos en el que el humano per se es irrelevante porque son las fuerzas del mercado las que todo disponen. Te mando un abrazo fuerte,

Rafael Barceló Durazo

Eduardo dijo...

Yayo Yayo, este post en realidad que me gustó y mucho.

Primero por los dos temas tocados que nos podríamos tender a hablarlos, discutirlos, debatirlos...

El de robo de obras, arte e historia y sus coleccionistas sin duda alguna, para mí, me es interesante e intrigante desde muchos aspectos.

Ahora bien, cuando tocas este tema de coleccionistas, obras, historias, Saddam y esas cosas no pude evitar recordar la reciente noticia de que el Presidente de mi país, Venezuela, si el Popular (y digo popular por los shows mediáticos que hace) Hugo Chávez, regaló una Daga del Libertador Simón Bolivar, un tesoro nacional, al dictador (por ahí dicen que ex, porque ya se murió) Fidel Castro.

Cosa que conmocionó levemente a la nación... Regalando historia nuestra, partes importantes a otro páis, ¡A CUBA!... Imaginarás la ola de críticas y opiniones

Un Saludo Yayo!

D dijo...

Amén con tu afirmación sobre fundamentalismos. Esa es la misma situación que se vive en México actualmente, dada la enorme crisis, que no caos, política y social que está explotando. Las masas están siendo movidas por la clase política, que ahora es más frágil que nunca, promoviendo la mentalidad intolerante y agresiva.

El gobierno, el que se instauró hace una semana, está enfocado en reprimir la lucha social opositora en el estado de Oaxaca, que está al borde de hacerse guerra civil, y si hay que violar derechos humanos, pues se violan.

Convivencia es lo último que existe en este país, y no habrá ningún tipo de paz en un buen tiempo, todo gracias a las posiciones extremas que recién se pusieron en boga.

Malditas desviaciones de tema..

Persio dijo...

vivimos unos tiempos en los que, como en otras dictaduras, el ser humano y sus gobiernos se dedican a ocultar y eliminar toda seña de pasado y perfección.
creo que lo hace por el absurdo hecho de querer ser superiores y aun intentar dominar a los demás.
es un desastre, una locura absurda e´inútil.
es bueno que existan listas o se generen inventarios de todo lo robado o destruido, asi al menos sabremos que reclamar.
muy buenas letras yayo, como siempre te estabamos extrañando!
saludos!

Daniel dijo...

Tienes buenos lectores Yayo, muy buenos, cuidalos.

¿Qué pasa contigo? Hace mucho que no se nada de ti...

Daniel de Vicente dijo...

a ver si hablamos, cuídate

Daniel de Vicente dijo...

bonito texto

florecilla de alcanfor dijo...

Después de ver medio Egipto en el Museo Británico no sé si pensar que está mejor ahí que en su lugar de origen, porque quizá hoy todas esas maravillas habrían desaparecido como las iraquíes.

Me parece muy bien esa lista, pero en caso de recuperarse algo no lo debería custodiar quien no lo respeta.

Un beso, Profesor.

foton dijo...

La avaricia es uno de los componenetes fundamentales , hoy en dia del caracter humano...lamentablemente!!.
Asi es que siempre habra pillines que se aprovechen de las situaciones conflictivas para beneficio propio.

En todo que bueno quie hiciste ese acote...mas importante me parecen las perdidas humanas. Se dfice que son mas de 650.000 !! irakies los que han muerto desde que comenzo la "invasion" de los gringos.

Por otro lado me parece bastante aberrante que exista un pueblo en la tierra que se permita eliminarse mutuamente, con bombas en los mercados, buses, plazas y lugares publicos. No les hace ningun honor al pueblo Iraki, esto de que cada dia atentados por aqui y por alla.

La incultura, la carencia de conocimientos universales es el primer paso a la escuridad. Y ya ves, los irakies lo demuestran todos los dias matandose por doquier a diestra y siniestra sin ningun sentido.

Saludos.

Marcos dijo...

Hola Yayo.

Lo que señalas es lamentable, y algo en lo que lamentablemente se deposita poca preocupación. La idea del libro me parece genial. Es increible como la guerra no sólo destruye el presente sino el recuerdo del pasado, la huella d ela historia (y es que para mí es mas o menos eso los restos de creaciones de civilzaciones y generaciones del pasado, una huella de la historia). La pérdida de vidas humnanas es aun más lamentable, eso también lo comparto, sobre todo cuando se trata de intereses mesquinos de una potencia. En fin, algo triste lo d ela guerra, y la violencia que ahora vive esa nación al no encontrar - en buena medida gracias a la presencia yanki - un orden político y social legítimo.

Respecto al fundamentalismo, creo que en buena medida es porque en un mundo globalizado se hace cada vez más presente un otro de diferenciación en la vida cotidiana del grupo, y si a ello le sumamos hechos de violencia como lo es una invasión (la de EE.UU. a Iraq) mas fertilizante para el fundamentalismo encontramos.

Busqué las referencias que me diste en internet (en google). Encontré tu nombre en diferentes páginas, incluida la de un museo en el que trabajas, pero textos tuyos no pude encontrar. Pero seguiré buscando, pues me parecieron interesantes los temas que tratas, y si escribes como en el blog, debe ser muy entretenido y ameno.

Saludos, que estés muy bien

Gabrielus dijo...

Estimado Yayo:
No puedo dar una opinión valedera desde mi óptica espiritual religiosa sobre esos asuntos, dado que considero a otras cosas más importantes que la detrucción de patrimonios culturales, aunque por supuesto que estoy totalmente de acuerdo contigo y me molesta.
En cuanto a la violencia mundial que siempre fue la causa de tanta destrucción, Jesús dijo:
"Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que toman la espada, a espada pereceren." MAteo 26:52
Saludos amigo.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

HOLA YAYO .

EN LA GENERALIDAD COINCIDO CON TU BRILLANTE ESCRITO .
LAMENTO PROFUNDAMENTE LAS PÉRDIDAS DE VIDAS , QUE A ESTAS ALTURAS , ES MUY SIGNIFICATIVA .
EL SHERIFF DEL MUNDO DICE ESTO ES MÍO Y ALLÁ VA , NO LE IMPORTA ABSOLUTAMENTE NADA .
¿ YANKEES GO HOME COMO EN VIETNAM ? , ME PARECE QUE SI ......
Y SERÁ JUSTICIA .-

UN ABRAZO Y
BUEN FIN DE SEMANA

ADAL

Zumo de Vidrio dijo...

Ese es otro de los factores nefastos de las guerras,,, lamentablemente no hay una cultura de protección de estas reliquias por parte de organismos competentes..!!
La ONU solo se queda en palabras..!

Buén post profe..!!

Te sigo,,
Z de V.

Ártemis Sublime dijo...

terminamos perdiendo hasta las raíces, esas que nos dan la vida, la felicidad y todo el arte.
buenísimas letras Yayo, un abrazo enorme!

Cobre dijo...

Es otra de las muchas y tristes caras de la guerra. Pero si no importan un carajo las vidas humanas, el arte...
Penoso q no se haya hecho nada por evitar estos saqueos.
Muy buen post Yayo.
Un beso

Yayo Salva dijo...

Eggy: Desde luego no son comparables las péridas de vidas humanas y las de obras obras de arte. Pero ambas son crímenes horribles. Eres una persona con una gran sensibilidad y sabes apreciarlo. Pero todavía es más triste cuando es el imperialismo USA el que los desencadena so pretextos "nobles". Un abrazo.

Querida Eulalia: En el tema de la apropiación de obras de arte hay mucho que matizar y, desde luego, nada tiene que ver la compra de bienes o la cesión voluntaria, como los frisos del Partenón y otras muchas grandes obras que han podido conservarse en los museos europeos, sensibilizados desde hace un par de siglos hacia la conservación de patrimonio cultural, y los robos en Irak. Nunca me opondré al trasiego legal de obras, pero sí al expolio y al comercio ilegal. No me importa demasiado que una obra esté en Londres, Atenas, El Cairo, Madrid, Berlín o París, siempre que sea de acceso público. Pero me opondré siempre al coleccionismo privado, aun al legal, cuando hurta a la gente su derecho a disfrutar de su contemplación. El patrimonio cultural es de todos. Un beso.

Ksim: Coincidimos en nuestras opiniones. Es importante denunciar los hechos para que al menos quede constancia. Saludos.

Querido Rafa: Me ha gustado la reflexión que haces en torno a los norteamericanos y su memoria histórica. Un abrazo.

Hola Eduardo: Hay ciertos poderosos que confunden el patrimonio nacional con su patrimonio particular. Me parece triste que el populista Chávez (que va camino de convertirse en un dictador "popular") juegue de esa manera tan trivial con un objeto de tanto relieve para vuestra Historia. Dice mucho de la poca talla moral de esa persona.
Un saludo.

Hola Derber: Sigo con inquietud desde hace años los tristes sucesos de Oaxaca y de otras zonas de México, y me temo que el nuevo gobierno va a endurecer todavía más sus recursos represores. Me satisface saber que eres un joven sensibilizado ante el problema porque posturas como la tuya son las que en el futuro pueden hacer que las cosas cambien. No cambies tú. Un cordial saludo.

Hola Persio: Mientras haya personas como tú la memoria histórica no se perderá a pesar de las agresiones maquilladoras de los apóstoles de nuevos órdenes sociales. Un abrazo.

Hola Dani: Por aquí me encontrarás algunos ratos. El trabajo aprieta a finales de año. Y gracias por tu opinión sobre el texto. Un saludo.

Querida Florecilla: En la legislación internacional actual son los estados soberanos quienes deben cuidar su patrimonio. Pero, curiosa y desgraciadamente, los países con más rico patrimonio mueble son los que menos recursos tienen para protegerlo. Es una triste realidad. Y no se puede hacer nada porque ninguno está dispuesto a reconocer su incapacidad.
Un beso, Celia.

Hola Fotón: La lista de los muertos es mucho más estremecedora que la de las obras robadas.
El concepto de cultura es muy relativo o, mejor dicho, los elementos que constituyen una cultura son muy diversos. Nadie tiene derecho a decir que una cultura es mejor que otra. Cada cual tiene la suya, la que ha heredado. Y a las culturas orientales no les falta poso ni ideales positivos ni deseos de convivencia pacífica. Pero ahí están sus reacciones fundamentalistas, tan terribles. No creo que sea un problema de cultura ni de ignorancia, sino de rabia ante una situación flagrantemente injusta, según ellos. Saludos.

Hola Marcos: Coincidencia total. En cuanto a mis escritos, quizas encuentres algunos en pdf en los repertorios bibliográficos de las grandes bibliotecas on-line. Últimamente he publicado en las revistas "Trabajos de Prehistoria"
y "Gold Bulletin". También en los congresos "Archaeometry". Saludos.

Querido Gabrielus: Todo es importante, todo, aunque unas cosas deben estar las primeras en la lista de prioridades. Y, por supuesto, los principios éticos del Nuevo Testamento siempre han sido una fuente de enseñanza para mí. Lástima que una frase como la que mencionas no siempre mueva a la paz (que creo que fue la intención del Maestro) sino que sirva para justificar agresiones, porque alguien tendrá que matar al que mató primero para que se cumpla la Ley del Talión. Un abrazo.

Hola Adal: Es evidente que íbamos a coincidir en lo fundamental. Que tengas una buena semana. Un abrazo.

Hola Zumo: gracias por tus palabras. Un saludo.

Querida Ártemis: Nos opondremos en lo que podamos a ese estado de cosas. Un abrazo.

Hola Cobre: Es triste que haya tanta gente con una escala de valores tan viciada. Un saludo.

Ignacio Castro dijo...

nada nuevo!! una pena

iván dijo...

Mi buen amigo YAYO. Cómo siempre tus textos algo me enseñas cada vez que los leo. Este, por ejemplo, nunc aperdió su sentido, siempre hablaste de la pérdidad, en vidas humanas (terrible y catastrófico)y culturales (peligroso). Por acá, en mi país, México, acaba de suceder algo gravísimo, al parecer recortaron el presupuesto a la máxima casa de estudios, la UNAM. Esto, si sucede sería una "pérdidad" impresionante, pues no solo se pierde una educación laica y gratuita (lo que siempre se ha defendido por acá) sino un retraso irreparable, a un pueblo de por si analfabeta. No se que vaya a pasar.

Un abrazo mi buen amigo.

Iván

Zorro007 dijo...

Como siempre elocuente tu post.

Hablas sobre agresiones contra patrimonios. . . aquí en México se llevo acabo una atrocidad enorme: Se quemó el mítico arbol del Tule, en Oaxaca.

Y todo porque ? Por el simple hecho de conflictos políticos que no tiene que ver nada con cultura, pobre gente ignorante.

D dijo...

Recién vi el link.

¡Muchas gracias!

Otro saludo.

Anónimo dijo...

Una de tantas consecuencias de la guerra...perder un poco el pasado lo cual no quiere decir olvidarlo, solo quedan vestigios en la memoria de quienes sobreviven, me pregunto si sera suficiente para volver a levantar esos paises destruidos por la avaricia y la intrabsifencia???

Anónimo dijo...

Yayo:

:(

¡Que pena! ¡Es una verguenza!

Maestro... ¿Para qué sirve la guerra? ¿Qué sentido tiene?

Que estes super bien este fin de semana y siempre.

Te mando un abrazo fraternal.

Aristóteles.

P.D. No sé porque no puedo postear con la cuenta de mi blog.

Virgen dijo...

NO HAY QUE OLVIDAR.

LA -AMNESIA HISTORICA- CONVIERTE A MUCHOS PAISES (Y PERSONAS) EN ETERNOS REPETIDORES DE LAS MISMAS PALABRAS, LUCHAS, MIEDOS Y TRAGEDIAS

UN BESO CON TODO CARIÑO YAYO

Mari-- dijo...

Yayo, la mayoría de las veces no tengo nada para agregar a lo que decís. Es redondo. =)

Dejo comentario para dejarte saludos, sólo eso.

Besos.

Mari dijo...

Beta! Y trasteando! Se ve raro, me pregunto si estarás justo ahora dando los toques al blog!
Besazos

Medeo Mandarino dijo...

De la memoria histórica que a pasos crecientes perdemos -y lloramos