viernes, 4 de agosto de 2006

Esteatopigia

Venus de Willendorf

Paseaba esta mañana por la calle Serrano, en Madrid, camino del museo cuando no he podido evitar fijar la mirada en una chica joven, de unos 25 años, obesa, extraordinariamente obesa que caminaba con dificultad unos pocos metros delante de mí. Instantáneamente me ha venido a la memoria la Venus de Willendorf, esa estatuilla de caliza que talló algún artista de la Edad de la Piedra hace más de 25.000 años.

Los arqueólogos las llamamos Venus o diosas esteatopigias por ese exceso de grasa que engorda toda su anatomía corporal hasta límites casi monstruosos. Se han encontrado ejemplares en algunas cuevas europeas muy distantes unas de otras, lo que hace suponer que realmente representaron una idea, un modelo de belleza femenina muy extendido entre los cazadores paleolíticos. Se las suele asignar un papel de diosas madres que acumulan en su propio cuerpo los recursos alimenticios suficientes para la gestación y los largos periodos de lactancia de los bebés.


Pero volvamos a la actualidad. “Sobre gustos no hay nada escrito”, reza el refrán. Y he de reconocer que entre las flacas famélicas y las rellenitas, mis gustos se inclinan más por las redondeces de las modelos rubensianas que por las angulosidades anatómicas tan de moda actualmente entre la “glamourosa” beautiful people. Ya digo, cuestión de gustos.

Estéticas aparte, la obesidad, sea del género que fuere, conduce a problemas médicos, a patologías amplias que abarcan desde cuestiones de resistencia de materiales (los huesos y articulaciones sometidas a sobrepeso sistemático) a trastornos viscerales y hormonales. Dicen los endocrinólogos que la mayoría de los obesos/as, especialmente entre jóvenes, lo son por sus malos hábitos alimenticios, algo que se ha ido extendiendo por el mundo junto con la cocacola. Y parte de razón deben tener porque, hace muchos años, en mi juventud, sólo se veían esos bottoms espectaculares entre la gente joven de Norteamérica. En otros lugares eran excepcionales y casi siempre debidos a enfermedades hormonales. Ahora te los encuentras en casi cualquier parte del mundo. Es, parece ser, un símbolo de progreso asociable a la proliferación de la fast food.

¡Qué pena!... Porque yo sigo siendo ferviente apóstol de la comida casera (soy mediterráneo hasta el tuétano), de los alimentos naturales bien guisados y condimentados, de los vinos del terruño... Todo en su justa medida para no caer en sobrepeso.

¿Y qué me decís de la práctica del sexo con o entre personas obesas? No acabo de imaginármelo. Movimientos espasmódicos entre ondas de grasa a la búsqueda de recónditos “puntos G”. Sensaciones de ahogo.

Si seguimos a este ritmo de crecimiento de la obesidad habrá que hacer ediciones corregidas y aumentadas del Kama Sutra y del Ananga Ranga, entre otros manuales de orientación básica.

22 comentarios:

Alexis Coald dijo...

Es bueno preocuparse por la buena dieta, pero es mejor ocuparse de cumplir la buena dieta. No es facil, frenta a tantas tentaciones.
Gracias por dejar tus huellas en mi casa.

A tus pies

Alexis Coald

+Pako+ dijo...

jeje siempre me he preguntado como le haran dos gordos para tener sexo?????? jajaja.

+saludos desde mexico+gracias por al visista

Horus dijo...

Dos cosas: la comida mediterranea me fascina! Y ya se me antojo un buen vino....

Las mujeres (como mi compañera) de amplias caderas me prenden a mil! Debí ser un cazador en la época de las cavernas???

Medeo Mandarino dijo...

Es la lucha encarnizada y posmoderna entre ser gourmet... e hipertenso o diabético :P

Medeo Mandarino dijo...

Y por cierto... ¿dónde está la Venus de Willendorf? En reciente visita a Guanajuato, México, el Erario tomó foto de una deidad chupícuara harto parecida... Prometo hacértela llegar. Un abrazo.

lady_manson dijo...

si es exagerado que una persona de obesa apenas pueda caminar, es hast apor salud, pero tambien las niñas de mda super flacas no esta nada bien. es decir los excesos siempre son malos

Dakhma dijo...

Falto yo en una foto...

Yayo Salva dijo...

Hola, Alexis: Mis tentaciones son precisamente la buena dieta: buenos guisotes, ricos asados, mariscadas, frescas ensaladas. Pero sin pasarse en la cantidad.
De pies nada, por favor.

+Pako+: Yo también me lo he preguntado y no sé la respuesta. Si lo averiguas dínoslo. Un saludo y buena música.

Horus: Por ejemplo un buen vino blanco de aguja, frío, para regar unos salmonetes a la plancha ligeramente aderezados con aceite de oliva.
Respecto a las "contrarias", tenemos los mismos gustos, por lo que veo. Un saludo.

Hola Medeo: La postmodernidad, como la "nouveau cuisine" son para mirarlas con prevención: mucho ruido y pocas nueces. Aunque te diré en secreto que soy propenso a la diabetes (cosas de la edad más que de los excesos).
La "Venus de Willendorf" se exhibe en el Museo de Hª Natural de Viena.
Es cierto que en México hay representaciones de mujeres "rellenitas". Las más antiguas son las olmecas. Pero, para mi gusto, las estéticamente más logradas son las estatuillas de barro de las "mujeres bonitas" de las culturas de Occidente. Muéstrame el reciente hallazgo. Un abrazo.

Hola Lady_Manson: De acuerdo: los excesos son malos. Ni famélicos/as espinosos/as ni obesos/as exagerados/as. Pero hay perversiones para todos los gustos.
Gracias por la visita.

Hola Nefariana: Bienvenida. Publica la foto y la pongo en mi blog de imágenes, citando procedencia, claro. Un saludo.

foton dijo...

Por la informacion que yo poseo. Las "flacas famélicas" son una creacion de diseñadores homosexuales.
Advieto que no tengo nada en cotra de los homesexuales, pero en esto no creo que posean la "ultima palabra".
para mi siempre a sido la modelo entradita en carnes la que de verdad representa la belleza femenina. Me gustan las formas. Ojala !! 90x60x90. Que goce !!!.

Por otro lado he sabido que hay muchas mujeres a los cuales les guistan los hombre con guata, no los gordos, pero si con guatita.
les entrega un goce peculiar, al apretarles la pelvis en la posicion numero uno. :)

Saludos.

Zumo de Vidrio dijo...

Excelente post Yayo,, me gustó mucho el final "habrá que hacer ediciones corregidas y aumentadas del Kama Sutra y del Ananga Ranga, entre otros manuales de orientación básica",,, cierto,,, en mi caso, no lo niego,, siento cierta atracción por las mujeres gorditas, porqué.? no sé,, pero prefiero estas a las flacas,,

Por otro lado, que vivan los vegetales,,

Te sigo,,
Z de V.

JayCam dijo...

Como me encantó leerlo Don Yayo. Yo estoy escribiendo una pieza asociada con la idea de la Venus de Willendorf y el espititu matriarcal de las mujeres de mi familia, cuando lo termine le dejare saber. Mientras, le confieso que me da gusto leer sus opiniones.
Saludos cordiales,
Jay

Montanito dijo...

Pues la verdad el gusto se rompe en generos, y pues la obesidad causas estragos en el cuerpo humano por eso hay que comer moderadamente, malditos americanos y su fast food, jejeje

Oye yeyo a que te dedicas?, donde vives? en españa. cuando vienes a mexico?
Saludos
Bye

Dakhma dijo...

Yayo: Ya está en mi post "Pink Panther" ;X

Mari-- dijo...

Tengo mis ideas particulares sobre el peso. Hay personas rellenitas, personas muy flacas, personas con pancita, personas panzonotas... Si una persona está conforme consigo misma, con su forma de ser (pero de verdad, y no de la boca para afuera), también estará conforme con su cuerpo. Si una persona está bien, equilibrada, con cierto grado de paz, ni comerá desquiciadamente ni se torturará con dietas.
A mi me encanta comer todo lo que se me antoje y por suerte me creo mi "teoría"
=)

Marcos dijo...

En Chile tambien se puede apreciar la expansión de ese mal de la obesidad, sobre todo en la población infantil. Y es que además de malos hábitos alimenticios todos se vuelven muy sedentarios, mucho PC, mucho video juegos, TV, etc. y muy poco ejercició físico. En cuanto a la alimentación, me da la idea que influye mucho la valoración simbólica que se hace de los mismos (nadie piensa en premiar a un niño dándole una lechuga pero sí dándole papas fritas). Ojalá la obesidad no siga aumentando.

Saludos, que estés bien.

eggy dijo...

Creo que alrededor de la obesidad hay un cuestión cultural muy fuerte, que quizás tenga más "peso" (que palabrita, je) aún que la cuestión genética. Casi que al gordo se lo lleva al extremo de no poder dejar de serlo. No sé, los obesos siempre me despertaron un poco de compasión, debe ser jodido. Ahora, cómo haran para tener sexo, no sé ni tengo intenciones de averiguarlo.
Saludos.

Frumioso dijo...

¡Es que la fast food viene porque han inventado el fast think!
Cuestiones de la globalización neoliberal y sus vicios, cuestiones de hacer rendir el capital, aunque sea en grasa.
Por otro lado, yo disfruto de los guisos chilenos, todos de orígen indigena, mapuche y pehuenche, con alguna influencia del imperio español, como las cazuelas de vacuno y ave, las lentejas, los "porotos", el choclo. En ensaladas no hay como la chilena, tomate con cebolla o la lechuga y para beber el mote con huesillos. ¿Qué te parece?

Y por último, con mi gorda tenemos o inventamos ya nuestro propio kamasutra. Tengo gusto de gatos y no de perros, o sea, más carne que hueso. Tú sabes.

Zorro007 dijo...

No es que me mofe de la estetica o estado de salud de una persona obesa, pero eso de sexo entre obesos me saco una tremanda risa, especialmente la parte de "ahogos" :P

Saludos !

Yayo Salva dijo...

Foton: Veo que tienes muy claros los modelos. Deseo que encuentres tu 90x60x90 y que te pongas sobre tus carnes la guata necesaria para sublimar el placer en esa posición nº 1. Pero amplía el repertorio, ¿eh?
Un cordial saludo.

Hola Zumo: Ya está dicho, sobre gustos no hay nada escrito. Con las demasiado delgada siempre me ha dado miedo "pinchar en hueso".
¡Arriba los vegetales (como guarnición)!
Celebro que te gustara esta entrada.

Estimado Jay: La Venus de Willendorf es la referencia perfecta en ese tema. Me gustará leer tu trabajo. Además, con la gracia que tú sueles dar a tus escritos, seguro que resulta aleccionador.
Un cordial saludo.

Hola Montano: Totalmente de acuerdo contigo y apoyo tus votos en contra de la comida basura yankee.
Estuve en México en un par de ocasiones por motivos profesionales. No creo que tenga ocasión de volver a tan hermoso país, pero nunca se sabe. Soy arqueólogo y profeso en la Universidad, aquí en Madrid.
Un cordial saludo.

Nefariana: me gustó más la otra. Eres encantadora, pequeña. Un beso.

Hola Mari: Echaba de menos tus razonados comentarios. Tienes razón. Desde el punto de vista personal lo importante es el equilibrio. Si uno está de acuerdo con lo que tiene, será feliz y soportará bien los contratiempos porque forman parte de un todo premeditado.
Estoy seguro de que no sólo la teoría es cierta, sino también su puesta en práctica en tu caso.
Un saludo.

Marcos: Mi experiencia de viajero me hace coincidir contigo. Es otro fenómeno de mundialización.
El problema se hace más acuciante por los hábitos sedentarios que vamos adquiriendo todos. Hay demasiadas actividades apetitosas que requieren posar el culo en un asiento. Yo peco por demás en eso.
Un saludo.

Hola Eggy: Si, creo que fundamentalmente es una cuestión cultural más que genética.
A mí tampoco me interesa en especial cómo hacen el amor los obesos. Era más bien una pregunta retórica en mi entrada.
Bienvenido a esta tu casa. Saludos.

Frumioso: Se me ha hecho la boca agua mientras leía el apetitoso menú que relatas.
Con lo imaginativo que eres, no dudo que habrás establecido las variantes necesarias en vuestro Kama Sutra personal.
Por cierto, más que al "fast think" la globalización tiende al "no think at all".
Un cordial saludo.

Imaginativo Zorro: Era de esperar que la parte erótica de la entrada te moviera a la risa abierta. Yo tampoco pude evitar sonreir mientras lo escribía. Saludos.

Marga F. Rosende dijo...

Culto y algo picaruelo post, Don Sañlvatore.
Un beso de su admiradora

Raúl*Grijalva dijo...

Hola, gracias por pasar por mi blog...=D
Muchos Saludos!...estaré en contacto contigo

Yayo Salva dijo...

Hola Marga: Mi carne es un tanto añosa, pero sigue siendo carne...
Un beso.

Hola Raúl: El agradecimiento es mutuo. Saludos.