lunes, 12 de agosto de 2013

Desde mi higuera (34)

Desde que estalló "el conflicto" de Gibraltar, una vieja serpiente del Lago Ness que despierta de cuando en cuando a conveniencia, los medios de comunicación no hablan de otra cosa. Parece que Bárcenas y sus rollos (que eran primera plana a diario) han perdido interés y actualidad.

El periodismo de actualidad es un engañabobos y los periodistas unos cómicos de la farsa. Todo vale para mantener a las audiencias en tensión. ¿Será que vivimos en un país de papanatas?

¿Es que alguien tenía dudas de que la política tiene una cara oculta, sucia? Hable o no se hable de ello hay siempre una contabilidad B en todos los partidos. Es axiomático. Y tan vieja como el andar a pie. Hace no mucho tiempo circuló una fotocopia de la última nómina que cobró el Generalísimo Franco. No recuerdo la cifra exacta, pero creo recordar que rondaba las 150.000 pesetas de 1975. Serían para gastos personales secretos, porque todo lo demás le salía gratis. ¿O no?

Si es usted aficionado a la lectura, léase una buena historia de la Grecia antigua de hace 2.500 años. La de Struve, por ejemplo. Es un excelente antídoto contra la fe en los políticos.

4 comentarios:

David Roncero Domínguez dijo...

Me encanta leerte, querido Yayo.

Un abrazo fuerte.

Xavysauriomon dijo...

O bien, puede uno regresar a leer los blogs, que desde siempre han sido sus favoritos, un abrazo Yayo.

Camila dijo...

Que ganas me dan de estar en Roma. Seria hermoso alguna vez poder ir, y quisiera recorrer diversas ciudades Europeas. Es un placer leerte y cuando tengo un tiempo, trato de navegar por los blogs. Sin embargo ahora estoy organizado mis vacaciones, y por eso estoy buscando Pasajes al Salvador

Emilio Perianes dijo...

Sobre la banalización del mal ya se ha escrito mucho desde el holocaustoa para aca, no antes. Sobre los políticos se está banalizando tambien, para confundir, la diferencia sustancial que existe entre los políticos y nuestros políticos. Y no es un asunto baladí.
Saludos y coincidencias.