jueves, 8 de septiembre de 2011

Desde mi higuera (21)

Hace mucho tiempo, demasiado, que no vengo a sentarme a la sombra de mi higuera. Ahora comienza a ser tiempo de higos por acá y ya van pintando de negro. El verano da sus últimos coletazos retozones regalándonos calores todavía, pero las playas se van quedando desiertas. Sería bueno que lloviera antes de la siega del arroz. Que lloviera, no esas tormentas que a veces nos trae septiembre y que nos pone perdidos en unas horas, con el agua hasta la rodilla.

Para los ritmos de la sociedad española septiembre es el mes de los retornos: retorno al trabajo después de las vacaciones (aquellos afortunados que tienen trabajo y vacaciones), retorno a las aulas de grandes y pequeños, retorno…, πάντα ρει…

Me gustaría retornar de algo, pero comienzo a ser lo suficientemente añoso como para estar ya de vuelta de casi todo. No, no es cierto: Ítaca estará siempre más allá de mi horizonte. Por eso he retornado a mi higuera.

5 comentarios:

Oso dijo...

Me ha provocado algo de desasosiego el pensar en los retornos. A la cabeza me han venido todos aquellos veranos en los que dejaba atrás varios meses de diversión, vivencias, sensaciones y sentimientos con los amigos en la sierra salmantina... Sin embargo, ese desasosiego ha pasado cuando he pensado: es cosa del pasado. El retorno es duro cuando miras hacia atrás y yo dejé de hacerlo algún tiempo. El presente es más valioso que cualquier futuro y desde luego que cualquier pasado.

Volver es significado de avanzar si no volviésemos nunca sería porque no estaríamos avanzando.

¿De vuelta de todo? ¿En serio? Siempre hay un sitio que explorar, una persona que descubrir o un riesgo que tomar. ¿Dices que no lo hay? Ya tienes algo que hacer: encontrarlo.

Un abrazo fuerte.

Yayo Salva dijo...

Cierto, Oso: algún día regresaré a mi Ítaca...

Robert Mora dijo...

Volver es un verbo equívoco, porque sugiere pasado y al pasado no se retorna porque ya se está. Elpresente no es otra cosa que una acumulación de pasado. Al futuro alguna vez si podremos ir. De hecho vemos el pasado continuamente. Siemprte que exista una corriente de fotones podemos ver el pasado.
Dos personas separadas tres metros entre si se ven entre si en pasado 1 centesima de millonesima de segundo. o hay diferencia conceptual entre ver las estrtellas como eran millones de años antes o ver a tu interlocutor una cienmillonesima de seguno en el pasado.
La vella nostàlgia del ametllers perduts...

Saludos

jesucristollamayaleabriste.blogspot.com dijo...

Me causa algo tan sentimental , pensar en el retorno ,, ,, pienso en las veces que volvía a clases después de vacaciones , en aquellos días donde la realidad parecía otra,,, sabes amigo, el retorno se puede volver monotonía, y es necesario para el ser humano renovar sus pensamientos , mira tal vez creas que para ti no hay un retoro,,, pero para ti hay experiencias nuevas por vivir,,,,,Dios te bendiga ,, me parecio chevere tu bloccc,,, ojala te lean mucho,,,,

María Belén Acosta dijo...

http://viviendoporelproposito.blogspot.com/