domingo, 19 de diciembre de 2010

Desde mi higuera (16)


Es tiempo de Navidad. Cristianos y no cristianos celebramos fiestas en estos días y, en todo caso, la llegada de un Nuevo Año es motivo de regocijo y esperanza para todos. El mundo marcha mal. España marcha mal. A nivel personal, quien más y quien menos arrastra sus problemas en el talego, y probablemente ahí seguirán cuando, dentro de unos días, estrenemos el Nuevo Año 2011. Démonos, pues, una tregua no para esconder la cabeza bajo el ala como el avestruz sino para abrir la puerta a la esperanza.
Paz y bien a todas las personas de buena voluntad que pasan por esta página.

10 comentarios:

Oso dijo...

Querido Yayo, espero que el universo te traiga felicidad, alegría, salud y tiempo valioso con la gente a la que quieres.

Un abrazo.

Xiruquero-kumbaià dijo...

Yayo Salva, seguro que puedes contarnos algo en relación a este (tapiz?)de la Adoración de los Magos con paella incluída.
Sigui doncs oberta de bat a bat eixa porta de l'esperança. Bones Festes i molt bon 2011.

LeÓn dijo...

Y paz y bien a ti también.

*V* dijo...

Feliz Navidad Yayo, espero que disfrutes de esa desconexión navideña y que permanezca, cómo poco, durante el 2011.
Yo seguiré tu consejo ;D
Un abrazo

Salvador dijo...

Et desitjo un BON Nadal ple d'esperança en el futur negre que tenim, i el desig d'un Any Nou 2011, que sigui millor que aquest.
Com et deia en el meu post, de moment quietets a casa que no està el tema per bellugar-se gaire.
Una abraçada

Mari dijo...

Paz y bien, Yayo.
Un abrazo y un beso.

Aristóteles dijo...

Entre luces y sombras, es la historia del ser humano.

Yayo, he vuelto, y como siempre vengo a dejarte un poco de luz.
A ti de manera especial, te dejo mi página en blanco para que anotes lo que tu gustes.

Un fuerte abrazo.
Nos vemos en la JMJ, Madrid, Agosto 2011.

alvaro Locx dijo...

Ya ira todo a mejor tu espera lo mejor para este 2011 y se materializará.

alvaro Locx dijo...

Hola gracias por tu visita y tus palabras adoro a Milan Kundera y tu blog es muy interesante.

Iván dijo...

Querido Yayo, rato sin pasar a visitarte.

Un abrazo grande, he vuelto a escribir algo, espero te agrade.