jueves, 16 de abril de 2009

Un paseo por el Albayzín de Granada

El Albayzín es el barrio con mayor personalidad de la ciudad de Granada, la capital del último reino musulmán en España. Siempre que viajo a Granada por motivos profesionales me gusta alojarme en el Carmen de la Victoria, la residencia de la Universidad para profesores invitados, en el Albayzín. El carmen es una delicia para los sentidos. Desde sus jardines de traza romántica uno puede disfrutar de una hermosa vista de la fortaleza y los palacios de la Alhambra y los jardines del Generalife.

Subir la empinada Cuesta del Chapiz es ascender hacia el corazón del Albayzín e internarse en la maraña de callejuelas de este barrio popular impregnado de espíritu moruno y calé. Aunque totalmente cristianizado tras la toma de la ciudad por las tropas de los Reyes Católicos, no es difícil reconocer en los campanarios los minaretes de las antiguas mezquitas y en el quiebro contante de sus callejones la llamada a los principios coránicos acerca de la finitud de lo humano.
Aunque ciertas zonas del Albayzín suelen ser muy frecuentadas por los “guiris” (es la forma coloquial de llamar en Andalucía a los turistas extranjeros), hay momentos de la mañana en los que la calma se extiende por doquier y uno puede curiosear por los mercadillos instalados en recónditas plazuelas o charlar de lo mal que va el negocio con el dueño de alguna taberna todavía medio adormecida, en penumbra, mientras saborea un café mañanero y un cigarrillo.

Espero que os guste el reportaje.

6 comentarios:

Oso dijo...

Creo que la Alhambra de noche es algo que todo el mundo debería ver.

Gracias por recordarme Granada.

Un fuerte abrazo.

Xiruquero-kumbaià dijo...

La vivencia en esas tabernas todavia medio adormecidas,como bien dices, sus escasos parroquianos, el breve cruce de palabras, el olor del primer café i la voluta del humo. He entrado a compartir contigo este momento.
He estado una sola vez en Granada, pero el Albaycín no se olvida.
Me anoto un suspenso: creia que era Albéniz.
Saludos.

pk dijo...

recuerdo un verano,
diez días caminando por ahí,
helados, bebidas frías, música.
sin duda, gran lugar.
abrazo

Cuquita, la Pistolera dijo...

Precioso reportaje Yayo, me gustó mucho la elección de la música. Las fotos me transmitieron serenidad, estuve en Granada y me parece uno de los lugares más hermosos que he conocido.
Saludos desde una ciudad difícil pero también interesante. (México)

Té la mà Maria - Reus dijo...

ante todo un saludo afectuoso y quiero informarte de la creación de un nuevo blog de la factoria Té la mà Maria - Reus que lleva por título
http://trucadors.blogspot.com
va del mundo de los picaportes que nos encontramos a lo largo de este mundo, si tienes un momento le echas un vistazo, muchas gracias.


pd ya sabes si viajas.....

Gonzalo dijo...

Muy emotivo! :) El sábado tengo boda en Jaen -que ya conozco-, pero ya podría ser en Granada. ¡Qué preciosidad!