lunes, 12 de febrero de 2007

San Valentín, Patrón de los enamorados



He recogido el guante lanzado elegantemente por Gabrielus en su comentario a mi artículo anterior, en el que sugería que escribiese sobre San Valentín, el Santo del amor humano y Patrón de los enamorados. Así que he desempolvado algunos libros viejos y me he puesto a estudiar su hagiografía para aprender algo que poderos contar brevemente y tuviera cierto aire de originalidad. Y os confieso que he andado de sorpresa en sorpresa.

La primera sorpresa, al revisar obras generales, es que sobre San Valentín se sabe poco, muy poco a ciencia cierta, aparte de los tópicos de sobra conocidos que sirven de soporte al Día de los Enamorados. Había que ir a fuentes más específicas y éstas no son otras que los Martirologios. Esos escritos son relaciones, listas de mártires y santos, con datos biográficos, ordenadas en plan calendárico, cuyos orígenes se remontan a los primeros tiempos de la cristiandad. Andando el tiempo se fueron refundiendo y engrosando con los datos de las distintas sedes episcopales hasta que el papa Gregorio XIII (el reformador del calendario actual o gregoriano) publicó en 1583 el Martirologio Romano vigente en la actualidad, aunque en continua revisión, la última de 1953.

Y aquí llega mi segunda sorpresa al consultar dicha obra: el 14 de febrero hay dos "San Valentines", ambos mártires, uno presbítero romano que murió degollado en el año 270 (en otros textos se lee 269) y otro obispo de Terni, también degollado "en el miliario LXIIII de la Vía Flaminia", en 273. ¡Dos "San Valentines"...! Pero, ¿cuál es el de los enamorados?

El libro que sirve de base al Martirologio Romano es el Martirologio Jeronimiano, que vio la luz en la primera mitad del siglo VI y que, a su vez, transcribe el Martirologio Siríaco del que se conserva una copia en el British Museum fechada en el 411 que, a su vez, resume otro manuscrito griego redactado entre el 362 y el 381, actualmente perdido. Pues bien, en el calendario hagiográfico jeronimiano sólo consta un San Valentín, el de Terni. De ahí que una importante línea de investigación desarrollada por los jesuítas defienda que sólo hubo un San Valentín, el de Terni. La Arqueología parece apoyar esa tesis, pues es tradición fijada en los textos que el papa San Julio I (337-352) edificó una basílica en el lugar del martirio, cuyas ruinas todavía mencionan viajeros del siglo XIV. Pero lo más interesante es que la excavación arqueológica reciente del cementerio anejo a la iglesia descubrió lápidas con inscripciones que indican sin lugar a dudas que allí estaba enterrado el Santo Obispo de Terni. Su muerte tuvo lugar en una fecha sin concretar, entre 269 y 273.

Os estaréis preguntando por qué doy tantos tumbos en torno a si uno o dos "San Valentines". Pues veréis: porque el que tradicionalmente se considera Patrón de los enamorados, el de Roma, es precisamente el que parece que no existió. Pero, aunque hubiera existido, ¿qué dice el Martirologio Romano sobre los "San Valentines"?:

San Valentín de Terni: «En Terni, S. Valentín obispo y mártir, a quien después de prolongados azotes echaron en la cárcel; mas no pudiendo vencerle, sacáronle de ella en el silencio de la medianoche y le degollaron por orden de Plácido, Prefecto de la ciudad».

San Valentín de Roma: «En Roma, en la Via Flaminia, el triunfo de S. Valentín, presbítero y mártir que, siendo insigne por el don de curaciones y por la doctrina, fue apaleado y degollado por orden del César Claudio».

Ninguno de los dos, tal como los describe la Iglesia oficial, parece que tuviera nada que ver con temas amatorios. ¿Por qué, entonces, el 14 de febrero, fiesta de San Valentín, es el Día de los Enamorados? Un poco de paciencia; ya llegaremos.

Del mismo modo que una corriente niega la existencia de San Valentín de Roma basándose en el texto riguroso jeronimiano, otra la afirma, aunque, todo hay que decirlo, la fuente en la que bebe parece menos rigurosa. Esa fuente no es otra que unas Actas cuya redacción no es anterior al siglo VI, en las que se dice que el santo fue martirizado en tiempos del emperador Aurelio Claudio (Claudio II, apodado El Godo, 268-270), y que hizo el milagro de devolver la vista a la hija de uno de sus carceleros. La dudosa veracidad de esas actas y de otros escritos de la época estriba en que por aquel entonces se había puesto muy de moda escribir hagiografías que tenían más de novela-ficción que de realidad y siempre fueron vistas con prevención, cuando no rechazadas de plano, por la Iglesia oficial. Quizás por eso el redactor del Martirologio Jeronimiano no las tuvo en cuenta, aunque también pudo suceder que el texto jeronimiano fuera escrito un poco antes que las mencionadas Actas. Decían esas narraciones noveladas que el Santo romano casaba en secreto a parejas de jóvenes, algo que El Godo había prohibido estrictamente porque, según él y sus mandos militares, el tálamo nupcial debilitaba el vigor guerrero de los legionarios. Como si las legiones no acarrearan en su entorno una nutrida "troupe" de prostitutas y afeminados para dar satisfacción a las urgencias venéreas de la recia tropa...

Ralidad o fantasía, lo cierto es que también se atribuye al papa San Julio I la erección de una iglesia en el lugar del martirio del Santo, cerca de la actual Puerta del Popolo, donde la tradición decía que estaba enterrado, que fue lugar de peregrinación hasta el siglo XII, cuando sus restos fueron trasladados a la iglesia de Santa Práxedes donde se veneran en la actualidad. También presta veracidad a la existencia del San Valentín romano el que aparezca mencionado en el Sacramentario del papa San Gregorio Magno (hacia 540-604), monje benedictino de extenso y escrupuloso saber. Quizás por eso la Iglesia ha optado por admitir dos "San Valentines" el 14 de febrero. Sin embargo, para la crítica hagiográfica moderna, más estricta, las fuentes que sostienen al San Valentín casamentero son más dudosas que las del Santo de Terni.

Otros hay, finalmente, que opinan que sólo hubo un San Valentín pero que en torno suyo se tejieron leyendas tan distintas que parece que fueron dos. Dichas leyendas tienen algunos puntos concordantes: el martirio y muerte por degollación en la Vía Flaminia, en tiempos de Claudio II, un 14 de febrero y la construcción de una iglesia sobre sus tumbas por el papa Julio I. Quizás las diversas leyendas nacieron de un mismo personaje.


¿Por qué celebramos el 14 de febrero el Día de San Valentín? Volvamos un momento la vista atrás, a los siglos IV-V, cuando la Iglesia comenzaba a fijar el santoral mezclando tradiciones, leyendas y datos históricos de sus próceres venerados en el recuerdo por los fieles. La romanidad pagana tenía también su calendario festivo y la Iglesia, una vez adquirido el estatus de religion libre en todo el Imperio Romano tras el Edicto de Milán del 313, trató de cristianizar las fiestas preexistentes. El Día de San Valentín es un caso claro de ese proceder, si damos crédito a una vieja tradición. Ab XV Kalendas Martias, es decir, el 15 de febrero, se celebraba en Roma una fiesta llamada Lvpercalia dedicada a la fertilidad. Fue abolida en el 494 por el papa Gelasio quien, ante diem XV Kalendias Martias..., es decir, el 14 de febrero, impuso la de San Valentín (aunque no sabemos de cuál de los dos ni si en su tiempo se veneraban dos santos con el mismo nombre). Los romanos se hicieron eco de la leyenda del Santo casamentero y consideraron que era éste el titular de la fiesta ya que, al fin y al cabo, se dedicó a matrimoniar parejas y bendecir su prole, algo que podía relacionarse fácilmente con el culto pagano a la fertilidad festejado previamente.

Otra facción, en cambio, piensa que no fue la cristianización de la Lvpercalia la razón sino el simple hecho de que se consideraba esa fecha la del martirio del Santo. Sostiene que la relación San Valentín-enamorados surgió más tarde, en época medieval, derivada de un hecho ornitológico que tiene lugar por esas fechas de febrero: el inicio del apareamiento de ciertas especies de aves. De ese modo, en la creencia popular fue anidando el sentimiento que relacionaba a San Valentín con las parejas de enamorados y el matrimonio, ignorando o desconociendo posibles leyendas anteriores.

Sea como fuere, lo cierto es que San Valentín es un personaje tan desconocido para la Iglesia oficial que nunca se le ha asignado misa propia en el Misal Romano. El 14 de febrero se celebra la de los Santos Cirilo y Metodio, y el santoral del día cita un San Valentín, sin especificar cuál, sin duda para no crear confusión en los creyentes.

Cruzarse regalos y mensajes entre enamorados es costumbre tan antigua como la Humanidad. Conforme la leyenda de San Valentín como Patrón de los enamorados se fue consolidando en el orbe cristiano, tal costumbre se asoció al día del Santo. Sin embargo ha sido en tiempos recientes, con la mundialización, el fenómeno publicitario y su invitación al consumo, cuando el hábito del regalo material ha tomado dimensiones planetarias y mueve un volumen de negocio escalofriante en torno a los sentimientos de amor y amistad. Antes era la sencilla tarjeta, el mensaje con palabras de amor, quizás un poema, el encargado hacer llegar a la persona amada el ardor del sentimiento. Ahora son otros adminículos los portadores de la pasión. Y como imagen de fondo, la de un Santo de leyenda...

Que seáis felices, tengáis amor a raudales y que todos los días del año sean tan expresivos de ese amor como el Día de San Valentín.

PS. Como ilustración musical de esta entrada he escogido una canción de Tuna de mis años de universidad, un pasodoble romanticón que gustaba mucho en mis años mozos.



35 comentarios:

Magda dijo...

Ilustrativa reseña de los San Valentines.

De igual forma, te deseo que la pases rodeado de los que amas y te aman.

¡Feliz día del amor y la amistad querido Yayo!

Persio dijo...

así vale la pena enamorarse, q historia, gracias yayo por tantos detalles!

:::X@Vy_Thê_M@N::: dijo...

wow, no tenia idea, sr. leerlo a usted el dia de hoy aparte de ilustrarme me a ayudado con una tarea escolar, GRAAACIAS MIL¡¡¡¡ (no piense usted que soy flojo eehh)
yo pondre algo de ese dia, claro que mucho mas frivolo, pero en fin saludos sr. un abrasote¡¡¡

Marga F. Rosende dijo...

Que erudición querido Salva!. Un beso muy cariñoso.

Iván dijo...

Que interesante. Que buen escrito mi buen YAYO. Muchas gracias.

Un abrazo

david santos dijo...

Hola!
Muy gran trabajo.
Gracias, muchas gracias.

Horus dijo...

Todo un ensayo! Indigno de considerarme tu amigo, Maestro. Gracias por tus continua y siempre muy apreciadas visitas.

Mariluz Barrera González dijo...

Yayo, hermoso post, ilustrativo y lleno de amor.

En verdad el día de San Valentín debería festejarse todo el año; todos nos lo merecemos.

Un beso y Feliz Dia.

Zorro007 dijo...

Buen escrito como siempre Yayo, siempre informando :D

Saludos !

txe dijo...

santo varón

Mari dijo...

Leí, pero no sé dónde, que las fiestas paganas incluían el "roce" durante un año de una chica y un muchacho. No recuerdo si era al azar. (Roce, porque no recuerdo con precisión qué tipo de relación se proponía) No sé qué tan fidedigna es la fuente porque ni siquiera recuerdo dónde lo leí. Entonces la iglesia católica decidió "transformarlas" en algo que encajara con sus creencias, tomando a un San Valentín que casaba a las parejas a escondidas porque el matrimonio estaba mal visto: debilitaba a los guerreros. (Qué ideas tiene la gente...)

En las brumas queda entonces el origen real de asociar a San Valentín con los enamorados.

Acá en Argentina es reciente el festejo. Al menos yo no recuerdo que hace diez años se festejara... pero como decís, la globalización tiene esas cosas, y el mercado aprovecha cada oportunidad...

Qué bien investigás, Yayo! Así da gusto enterarse... y mi curiosidad por saber el origen de muchas costumbres y tradiciones queda más que satisfecha con tu blog. Je. Gracias!

y Besos

Zumo de Vidrio dijo...

Treménda Cátedra profe, provechosa de principio a fin,,!! así también sorprendente,, hasta las aves están de por medio,,en fin, como finaliza usted, lástima que se ha hecho tan comercial el día,, tratemos todos, en cierta medida, de contribuir menos con el comercio y más con el sentimiento,,!!

Te sigo,,
Z de V.

Eduardo dijo...

Yayo ya te he dicho que me fascina como entras en la hsitoria, buscas y rebuscan buscand detalles no más que interesantes.

A pesar de esto, el día "de los enamorados" en realidad no me parece uno tan importante. Además de la típica frase de que "es un día comercial".

Me parece estúpido el día. Y uno de cuyo origen he leido tantas historias, y escuchados otras que bueno... la tuya la guardo en el repertorio.

Saludos Yayo!

foton dijo...

Gracias por la informacion muy interesante.

Te deseo lo mismo mucho amor y armonia.

Un abrazo.

Viriz dijo...

La verdad es que es muy interesante todo lo que expones, hay ocaciones en las que uno ni siquiera se imagina como comienza las cosas o el por que de las mismas.

Simplemente soy tu fanz!
Un beso y un saludo!

florecilla de alcanfor dijo...

Me encantan tus posts instructivos, Profesor. Aunque creo que este día es más del Corte Inglés que de los enamorados.

PD: Gracias entre otras cosas al trabajo sobre la agricultura en la Edad del Hierro, o sea, gracias a ti, voy a sacar notaza en la asignatura.

Un beso.

Mr. Leon dijo...

Aunque tarde, espero que hayas tenido un bonito día de San Valentín... yo como siempre, disfruto de cada palabra que escribes.

Un abrazo y gracias por tan ardua labor de investigación para regocijo de quienes te leemos.

Yayo Salva dijo...

Magda: Muchas gracias. Que así sea para todos.

Persio: Enamorarse de la lectura. La verdad es que me he divertido los ratos que he dedicado a estudiar el tema. Gracias a vosotros.

Xavy: Celebro que te haya sido útil mi articulillo. Y no pienso que seas flojo. Al contrario, me pareces muy activo y con gran empatía. Un abrazo.

Marga: Echaba de menos tus comentarios. Un beso.

Iván: Gracias a ti por la paciencia de leerme. Un abrazo.

David Santos: Bienvenido a esta tu casa y gracias por tu comentario. Di una vuelta rápida por tu blog, pero he de volver detenidamente porque. Tis escritos son densos y requieren meditación. Un saludo.

Horus: No, amigo, quien se siente honrado con tu amistad soy yo. Así que no vuelvas a decir eso. Un saludo.

Mariluz: Hagamos lo posible por festejarlo a diario. Un beso.

Zorro: Agradezco tu opinión. Ardides de viejo zorro, en este caso yo. Un saludo y a seguir dando duro a los libros para luego poder quejarte con razón. Un cordial saludo.

Txe: Yo no. ¿Tú...? (jejeje...). Él parece pura leyenda.

Mari: Efectivamente, dentro de la enorme complejidad ritual de la Lupercalia, muy relacionado con el sexo desaforado, había un pasaje en el cual las doncellas participantes dejaban una prenda personal en una gran caja. Luego iban pasando y tentando suerte los jóvenes púberes. La dueña de la prenda quedaba ligada por un año a su elector. Era una manera de comprobar que ambos eran fértiles y, al cabo y con la tripa llena de huesos la chica, sólia acabar en matrimonio.
También en España es una fiesta "popularizada" por los grandes almacenes. Yo no la recuerdo en mis años mozos de enamorado. En Madrid, en particular, el santo casamentero por antonomasia sigue siendo San Antonio, y en los alrededores de su ermita en La Florida se montá una gran verbena todos los años el día de su fiesta.
Un beso.

Zumo: Eres un incondicional, por eso no tomo en cuenta la primera parte de tu comentario. En lo demás ya sabes que estoy de acuerdo. Un saludo, amigo.

Eduardo: ¡Ay, estos jóvenes descreídos...! Pero ya sabes que a mí también me gusta ser un puntito escéptico. Un saludo.

Fotón: Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Viriz: Me alhaga que te consideres una "fan". No merezco tanto. Me basta con que pases a visitarme cuando tengas tiempo. Un beso.

Florecilla: Lo que dices en tu PD me ha alegrado enormemente por ti. Yo hice bien poco, ya lo sabes: algún consejo, alguna orientación..., y poco más. Lo importante lo hiciste tú.
En lo del Corte Inglés, totalmente de acuerdo.
Un beso, que te quiero mazo, como dicen ahora los chelis.

Mr. León: Lo cierto es que trato de que todos los días tengan algo de especial. Ese también lo fue, sobre todo porque recibí un sms que me levantó tres cuartas del suelo.
Por lo demás, mi glosa del santo fue un entretenido divertimento. Tengo a mano muy buenas bibliotecas.
Un abrazo.

pedro finch_ dijo...

Vaya, que sorpresa. Sinceramente pensaba que era un invento comercial, por lo que me ha encantando encontrar que tiene algo de base histórica y de tradición milenaria. Eso sí, el juego no se lo voy a hacer al English Cut. Regalaré un poema ;-)

Mari dijo...

Ah! Si, si, sí! Eso había leído. Ahora lo tengo bien clarito, gracias!

Y es cierto, el santo al que le rezan las chicas para conseguir novio (hoy en día creo que siguen con eso) es San Antonio! Ahora estoy con la intriga de por qué San Antonio...

Mil gracias, Yayo!

Besotes

D dijo...

_Yo_ disfruto leyéndote. A ver si absorbo algo de cultura =P

Pablo Muñoz dijo...

Estimado yayo:

Me resulta un poco difícil por algo desconocido, referirme a este día.
De igual forma, que hayas tenido un lindo día. Ojalá con la moraleja de amar todos los días más que el otro.

Me gusta su blog.

Saludos desde Chile

Pablo.

PD: Dejé un comentario en su entrada del Concerto para Flauta y Arpa. Excelente artículo.

Cris dijo...

Vaya historia... :) Gracias por contárnoslo!!

En mi casa San Valentín siempre se ha llamado San Corte Inglés debido a la gran puesta en escena de los centros comerciales, como tú bien dices en tu post

Un beso

Ártemis Sublime dijo...

Una historia realmente impresionante!
Enamorarse todos los días, eso me gusta.
Un abrazo!!!

cxyboi dijo...

mr. yayo yo en lo personal odio el dia del amor y la amistad, me enfada tanto color rojo y corazoncitos por ahi y a todos preocupandose por lo que van a regalar y otros tantos esperando regalos, y no es que no tenga dinero, ( bueno pues no tengo) pero es que ay Dios! ay otras cosas mas super importantes, pero pues esta shingona la historia! Culura General!

cxyboi dijo...

jaja una amiga por ahi dijo que dijo una amiga de ella ajjaja que cosas no ?
dijo: es el dia del amor, lo de la amistad se lo adjunto una jota ( gay muy femenino) para no sentirse solo mientras los demas estaban con sus parejas jajaja

Gabrielus dijo...

Querido Yayo!
Gracias por haberse tomado tremendo trabajo en informarnos tan elegantemente, aunque no me sorprende a esta altura que lo conozco.
Y pido disculpas que no vine ese día! Ya sabe que yo ando bastante enamorado, pero no todavía con la libertad de decir: "suerte que estamos enamorado!".
Pero lo importante es que cuando hay que luchar por un amor y enamorado, no se desista y se cree fielmente en ese amor.
Qué más puedo decir de su publicación amigo... Es excelente, sublime, de una calidad de profesorado muy apreciable.

Por otra parte, lo quiero invitar a que se pase por mi blog "Yo soy yo" y revise mi penúltimo post donde dejé para escuchar 5 piezas de música clásica que me siempre me hacen soñar despierto y cuento los sueños allí mismo.
Y en mi otro blog "Conócete..." estoy por publicar algo más sobre el "Amor platónico" y pido a los que pasen que dejen su impresión sobre qué les significan. Me alegraría mucho si ud deja su huella amigo.

Le dejo un enorme abrazo y feliz semana del amor y la amistad que todavía no terminó.
Creo en que todos los días son para festejar a San Valentín, como eternos enamorados.
Gabriel

EL HIPPIE VIEJO dijo...

YAYO
ES ESTUPENDO EL TRABAJO DE INVESTIGACIÓN RESPECTO A SAN VALENTÍN , DICHO DE PASO , CUANDO ERA JOVEN , NO TENÍAMOS NI LA MÁS PÁLIDA IDEA AL RESPECTO .

AQUÍ , ARGENTINA , EL FENÓMENO SE ACRECENTÓ EN LA DÉCADA PASADA , YA QUE POR ESE TIEMPO SE CONSTRUYERON LA MAYORÍA DE LOS SHOPPING Y/O MOLL Y JUNTO A LA NOCHE DE BRUJAS , PASÓ A SER UN GRAN NEGOCIO , INIMAGINABLE 20 AÑOS ATRÁS .

AMIGO

NO QUEDA MÁS QUE FELICITARTE POR ESTE EXTRAORDINARIO TRABAJO , DIGNO DE UNA PERSONA DE CULTURA ELEVADA .

ES MI DESEO TENGAS UN HERMOSO FIN DE SEMANA.

UN ABRAZO


ADAL

eggy dijo...

Gracias por la investigación, por las fuentes, por la bellísima música. Será otra de esas curiosidades que nunca se sabrán a ciencia cierta, está claro que la fecha se justifica en el consumo, como pasa con la Navidad por ejemplo, pero esta labor de buscar la verdad entre tantas pistas que se bifurcan son un placer para quien investiga y para quienes leen, aparte de venir a lavarle un poco la cara a tanta celebración maquillada.
Un gran abrazo!!

Patricia 333 dijo...

Yayito querido no tenia idea de todo esto que nos compartes ...Muchas gracias

Vine a leer todo lo que me he perdido por no poder visitarte tan seguido

Yayito lindo no te olvido te dejo todo mi cariño y un besote !!

Rubén dijo...

Orale, esta bien interesante tu blog. De repente se me figura al papalote pero de los blogs.

Aprendemos cosillas, no como otros blogs (como el mío jaja)y están re te interesantes, aunque tengo mi opinion muy personal y violenta del día.

Saludos.

Onatnomiguel dijo...

hey, esto no lo sabía, de donde indaga tanto dato interesante, y correctamente fundamentado, mis respetos, su blog no es cualquier blog, es pura cultura, yo que creìa que lo crearon en usa solo asi de la nada, pero ya vi las verdaderas raices de tal evento, aunque no creo ne el amor por que nunca lo he sentido, aunque si el de mis padres pero no el de una pareja, es interesante

bye

Eulalia dijo...

Y a mí que me parece que es un santo WASP...
En fin: que no le tengo devoción.

Un beso

Yayo Salva dijo...

Pedro Finch: Efectivamente, tiene cierta base histórica pero, sobre todo, es una creación más del English Cut y compañeros mártires.

Mari: Tienes razón. El santo "legal" casamentero es San Antonio de Padua. Pero en su biografía no hay nada que indique por qué las mozas le piden que las ayude a encontrar un buen novio. Quizás porque, al morir tan joven, se le representa muy guapo y virginal. Sin embargo ya en siglo XVI hay noticias de esa devoción, expresada en muchas coplillas como esta: "San Antonio bendito, dame un marido / que no coma ni fume ni beba vino".
También es el abogado de las cosas perdidas (quizás un asunto tenga que ver con el otro).
Un beso.

Derber: Gracias por tus palabras. Intuyo que eres una esponja que absorbe cultura a raudales.

Pablo: Bienvenido a esta casa de todos. Y es normal que, a tu edad, el Día de los Enamorados no te diga demasiado. Ya te llegará tu hora (del amor) y espero que a partir de entonces se haga realidad eso que dices de cada día más que el anterior, sin esperar a las celebraciones comerciales.

Cris: En tu casa y en la de muchos, llamamos a ese día como tú lo haces. Un beso.

Ártemis: Si fuera posible, ¿por qué no? Un abrazo.

Cxiboy: Ya sabes que yo tampoco soy aficionado a las celebraciones artificiosas. Pero... el amor no debe faltar. Buena la anécdota de tu amiga.

Gabrielus: Querido amigo, no hay nada de qué disculparse. Las obligaciones siempre por delante de las devociones. Sigo tus progresos en tus blogs. Un fuerte abrazo.

Hippie: Yo tampoco conocí esta fiesta de joven. Es una chapuza comercial, estamos de acuerdo. Un abrazo, Adal.

Eggy: Por eso que dices soy un apasionado de la investigación histórica. Este articulillo es, en el fondo, sólo una bagatela. Un abrazo.

Patricia: ¡Hola! Tú nunca llegarás tarde ni a destiempo. Me constan tus muchas obligaciones. Un beso.

Rubén: Tus comentarios siempre rebosan buen y sano humor. Me tienes que explicar eso del "papalote", que ignoro su significado. Déjame un comentario en el "tag".
¿Opinión violenta del día de los enamorados? Ya te cazarán y entonces hablaremos (jejeje). Saludos.

Montano: Indagar es fácil cuando se tiene buena biblioteca a mano. Pero aciertas al suponer que, sobre todo, ese día es un invento comercial principalmente, camuflado bajo sentimientos importantes.
¿Que no crees en el amor de una pareja? Ya caerás... Y si no lo haces será para tenerte lástima. No amar a nadie hasta el punto de sentir la fuerza del deseo es perderse una de las experiencias más saludables de la vida.

Eulalia: Yo tampoco soy su devoto, aunque no sepa qué es eso de santo WASP. Besos.

Mª Vi dijo...

Uys, profe, no andaba por estos lado hace días y como siempre , se aprende con ud. ni idea lo del día de Sn Valentín y la celebración de los amores, algo tarde le comento , pero igual, le cuento q ese día celbro( bueno, ya no celebro, solo lo recuerdo) mi cumpleaños y tambien cuando hace muchos años, mi difunto marido y yo, pusimos los anillos en nuestros dedos como un compromiso para matrimoniarnos luego, así q sin querer y sin mayores consumismos ese día tiene mas de un significado in my life...igual recibo hartos regalitos...
gracias por cultivarnos
un abrazo